'Durango es muy atractivo para invertir'

Durango

En la recta final de su sexenio, Jorge Herrera Caldera tiene claro que le faltará tiempo para terminar obras y proyectos que él mismo ha gestionado, pero asegura que el estado va por el rumbo correcto para ser un polo industrial y turístico. Destaca la buena relación con Enrique Peña Nieto y asegura que Durango ya está bien ubicado en el mapa de inversionistas.

Cinco años ya como Gobernador, ¿Cómo se siente física y emocionalmente?

Bueno, creo que siempre el servicio público tiene muchos retos y para eso nos preparamos. Es una dinámica que sí implica una dedicación extraordinaria de tiempo y de esfuerzo, pero también con mucha satisfacción, y creo que todo se ve recompensado con los resultados. Eso hace que ese esfuerzo, que ese cansancio, pues se recupere rápido y volvamos a estar listos cuando se requiera.

¿Ha resultado más complicado de lo que usted esperaba?

El trabajo en sí no es complicado porque esta uno acostumbrado. Es una dinámica en la que la misma actividad te va involucrando de manera satisfactoria. Quizá, en un momento dado, lo que más es difícil, realmente, viene a ser la cuestión de seguridad. Hemos enfrentado retos complicados en materia de crimen organizado, sobre todo en La Laguna, y que ahí no tienes certeza de las cosas.

Estas actuando, pides el apoyo del Gobierno Federal, se actúa, hay resultados, pero siempre está la incertidumbre. Afortunadamente hemos dado los resultados. Desde hace cuatro años en la capital se vive una calma que no tenía Durango. Y en la Laguna hace dos años que también las cosas han mejorado. Ese es el tema, quizá, de más desgaste por la incertidumbre.

¿De sus promesas de campaña, cuál es la que más destaca a cinco años de distancia?

En campaña fueron cuatro grandes promesas y casi 300 compromisos de obra. De las promesas se han cumplido todas: los uniformes escolares gratuitos para preescolar, primaria y secundaria. Ya estamos por llegar a los 2 millones de uniformes, generando casi mil 500 empleos directos.

Una segunda promesa fue la tenencia. Fuimos siete gobernadores de los 13 que competimos en 2010 que la hicimos y no todos la han cumplido: hubo quienes la cancelaron o solo redujeron los costos, pero aquí cumplimos para todos los grados. Eso también es una buena ayuda para la economía familiar y las empresas.

La tercera fue el plaqueo: que fuera cada seis años en lugar de cada tres, porque también era otro gasto para las familias, porque realmente no era necesario renovarlas cada tres. Y por último, el compromiso que hice en donar mi salario de Gobernador para sustituir las casas de cartón. Ya llevamos más de tres mil 500 casas, con ayuda de la sociedad civil, empresarios y profesionistas. Es una transformación grandísima que les cambia la vida a miles de familias, que ya tienen su casa de material y eso ayuda a su calidad de vida.

¿Qué experiencia le dejó ser el Presidente de la Conago?

Una gran experiencia y una distinción el poder representar a mis compañeros gobernadores. Es una tarea muy intensa por las constantes reuniones en comisiones, viajes a México para gestiones, y también al extranjero.

Tuvimos la oportunidad de asistir a esa gran reunión donde estuvimos los tres líderes de las asociaciones de gobernadores de Canadá, Estados Unidos y México. Una gran experiencia, fue la primera en la historia, llegamos a grandes acuerdos, como hacer una cumbre con la participación de los 92 gobernadores de los tres países, en octubre en Colorado. Y ahí trataremos tres grandes temas: energía, sustentabilidad y medio ambiente, y relaciones económicas entre regiones. Seguramente habrá grandes beneficios para Durango y México.

Durango ya esta en el mapa de inversiones, es muy atractivo para venir a invertir.

Y Durante su gestión le ha tocado trabajar con dos diferentes Gobiernos Federales. Con los que ha habido buena relación... ¿Se ha visto traducido en beneficios para Durango?

Es importante una buena relación con todas las autoridades federales, pero creo que sí hay un cambio importante en el actual sexenio. El Presidente Peña Nieto destrabó cosas que no habíamos podido, como el Hospital de Especialidades, hoy Hospital 450, que dos años estuvo sin recursos. Nos autorizó el acelerador lineal, muy importante para los tratamientos de cáncer, muy bueno para toda la región. La terminación de la Supercarretera, un sueño que no se pudo terminar en la anterior administración, y nuevos y más apoyos que se notan.

Los dos primeros años que me tocó con Felipe Calderón fueron buenos, pero con Enrique Peña Nieto los últimos dos años y medio han sido realmente extraordinarios para Durango.

En el tema conectividad, usted ha destacado siempre los ejes carreteros. Ya están, ¿cómo hacer para evitar que se deterioren y que se les pueda sacar el máximo provecho?

El Gobierno Federal tiene un plan permanente para mejoramiento carretero. Todas están en buen estado. ¿Qué pasó con la Supercarretera? Que estuvo mucho tiempo abandonada, sin mantenimiento y al haber un flujo importante empezaron a salir los detalles.

Estamos trabajando con Caminos y Puentes Federales para rehabilitarla totalmente en este año, lo que cueste, para que sea una carretera de primer mundo...

...porque si no si se corre el riesgo de afectar inversiones para Durango ¿no?

Claro, esta tiene que ser una carretera de primer mundo. No podemos darnos el lujo de perderla. Capufe ya está trabajando para rehabilitarla y estoy seguro que así será permanentemente. Ellos tienen un presupuesto anual y sus carreteras siempre están en buenas condiciones.

La Nueva Estación del Ferrocarril también es un tema que usted ha destacado mucho. ¿Qué beneficios le traerá a Durango esta obra?

Es parte de un complejo del nuevo Centro Logístico Industrial. Tenemos el ferrocarril, tenemos la planta de ciclo combinado, tendremos la planta de energía solar, agua potable, agua tratada, subestación, Tenemos pues todos los elementos para que pueda venir la industria, y que se combinen con el corredor económico del norte, con el aeropuerto que es de carga internacional, para haya una aduana y recibir cargas nacionales e internacionales.

Esto va a hacer posible que Durango se pueda ofertar para traer varias empresas para que inviertan y generen empleos. La conectividad va a significar que siga el crecimiento de Durango. En cuatro años llevamos 40 mil empleos generados y vienen más...

En cinco años le tocó lidiar con el tema de sequía, de inundaciones, de frío extremo. ¿Se ha trabajado en infraestructura para evitar futuras afectaciones?

Se ha trabajado mucho en el campo. El problema de Durango y México es que no hay agua. Mientras no hay agua no hay productividad. Necesitamos tecnificar el campo. Hemos construido infraestructura para poder llevar agua para la agricultura y el ganado.

Necesitamos mucha infraestructura en el campo. Que el agua del sur de país llegue al norte en acueductos, cueste lo que cueste. Lo que nos cueste es más barato que las consecuencias de una sequía. Por ejemplo, en Sinaloa, que es el gran granero de México, todo está lleno de grandes canales para llevar el agua, parecen ríos. Tenemos que hacer eso en todo el país, sobre todo en zonas áridas.

Se dice que el último año de un gobernador o presidente casi no se nota, ¿Cómo será el suyo?

Bueno, el último año es el de más trabajo para tratar de terminar todas las obras (risas). Hay varios hospitales que queremos acabar, el nuevo ISSSTE, la de 20 de Noviembre, un nuevo Cereso, nuevas universidades, el Corredor Vial del Norte, en fin, mucho trabajo por hacer y nos va a faltar tiempo, pero vamos por buen camino para potenciar a Durango.

Jorge Herrera Caldera, gobernador de Durango.
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee