'Tengo la experiencia para gobernar'

Durango

RICARDO FIDEL PACHECO RODRÍGUEZ ALZA LA MANO PARA LAS ELECCIONES DE 2016

Ante la división que parece marcarse más con el paso de los días al interior del PRI, Ricardo Pacheco alza la mano y asegura que es necesario poner por encima de todo los intereses de Durango. Su experiencia, asegura, puede ser clave para unir fuerzas.

¿Cómo califica el trabajo de Ricardo Pacheco en la Legislatura que acaba de terminar?

Yo creo que esta Legislatura quedará marcada por las reformas estructurales. Ahí está el grueso del trabajo que se hizo, intenso, que requirió de mucho diálogo. No en todas las reformas fuimos juntos, en algunas la izquierda fue aparte. En la Hacendaria tampoco fue el PAN con nosotros, y la Reforma Energética, que también causó revuelo.

Pero ahí están los resultados. Yo considero que la evaluación de esta Legislatura no tiene que ver con la inmediatez, sino con los resultados a mediano y largo plazo, que permita ver los resultados de la reforma, aunque hay algunas que ya podemos palpar.

A la mitad del sexenio, ¿Cuál sería uno de los principales retos de la administración federal?

La economía, la seguridad pública -que aunque los duranguenses hemos visto una estrategia federal en coordinación con la estatal que ha dado resultados, también es cierto que en el país hay lugares pendientes- así como consolidar y operar las reformas. Esos son los tres puntos en los cuales el Gobierno Federal deberá trabajar en los próximos años.

La designación del Manlio Fabio al frente del PRI... ¿Es un avance hacia el nuevo PRI o retroceso al pasado?

Yo veo en los cambios en mi partido una decisión conveniente, veo que llega un político experto en la materia, un hombre que ha recorrido el país, que conoce bien al PRI en los estados, que conoce a la oposición y ha llegado a acuerdos... Es un avance para consolidar a las fuerzas internas del partido. Fue una decisión acertada.

¿Peña Nieto amplía su baraja de presidenciales?

Si recorremos la historia de México, sabremos que la tarea del Presidente en turno, durante su segunda parte del sexenio, hace movimientos con miras a la sucesión presidencial. Pero además, tiene que ver con una refrescada del gabinete, con la expectativa de la gente. Esas son las dos señales que yo veo.

¿El PRI en Durango se siente tranquilo ante la falta una oposición fuerte?

Yo creo que la ingeniería del partido ha permitido que el PRI siga gobernando en Durango. Los gobernadores priistas de Durango son representantes de diferentes sectores y diferentes grupos. Esos cambios que la gente pide están dentro del mismo partido, por eso no ha habido necesidad de cambios en partidos.

Más que tranquilo, el PRI tiene fortalezas. Ningún partido puede darse el lujo de confiarse, pero la oposición no ha terminado de consolidarse. La alternancia existe en varios municipios, pero el PRI tiene más fortalezas y gente con experiencia.

¿Usted es alguien con experiencia?

Sí. Yo creo que la sociedad está exigiendo que surjan candidatos que puedan dar resultados en el ejercicio del Gobierno. La experiencia es una de las cualidades que la gente ubica bien.

En Durango parece haber dos corrientes al interior del PRI: una en La Laguna y la otra en la capital... ¿Es benéfico para su partido?

No. No es benéfico. El proceso que está por venir debe ser uno del cual el partido salga fortalecido. Esta parte de regionalizar la contienda no solo no benéfica al PRI, sino al estado. Yo pondría por encima de esos intereses los de Durango, para que cada región tenga lo que merece con políticas públicas que los beneficien.

¿Es Ricardo Pacheco una alternativa a esas dos corrientes?

Yo creo que sí. Esa tercera opción puede darse en ese sentido. Me parece que aún falta tiempo en la competencia, pero la tensión que existe al interior debe bajar de volumen, pero sí creo que una posición que una, que no esté peleada con el resto de los grupos, que los respete y que ellos respeten, beneficiaría mucho al partido.

¿Por qué le gustaría ser esa tercera opción?

Una responsabilidad de esa no debe ser del gusto de alguien. No es porque a alguien se le ocurra o que simplemente quiera ser. Esa opción debe representar ideas, intereses, posiciones legítimas, inclusión en el estado, armonía, conocimiento del estado, y sobretodo capacidad de resolver. Tiene que haber un propósito bien delineado que sepa a dónde llevar al estado los próximos seis años.

¿Y si su partido no lo apoya... se iría?

No, no buscaría otra opción. Lo digo con contundencia. Soy un convencido de que mi partido tiene ideales que construyen y benefician a la sociedad. Considero que el proceso deberá dejar a todos con ganas de participar en él aunque no sean candidatos.

¿Qué mensaje le da a esos duranguenses que ya no votan por partidos, sino por candidatos?

Que es un proceso que no debería generar divisiones, sino que debemos aprovechar para conocer a todos aquellos que aspiran a una posición política, para poder tomar decisiones razonadas. Insisto, ver las historias, sus cualidades, para saber quiénes son.

Los próximos años Durango debe encontrar la fórmula para romper inercias que no han permitido que Durango despegue lo suficiente. Tenemos que pensar en nuestro propio desarrollo. No podemos seguir viendo a Durango los próximos 5 o 10 años, al menos en la capital, en que el Gobierno siga siendo el principal empleador. Si queremos dar pasos fuertes debemos romper inercias y por eso hago el llamado a los diversos grupos productivos a consolidar un proyecto que nos haga caminar más rápido al objetivo.

Curriculum

Licenciado en Derecho, con diplomado en Derecho Procesal. Dirigente Juvenil PRI (1985-1987), Delegado del ISSSTE (1997-2001), Secretario General del PRI (2004), Diputado Local PRI (1989-1992), Diputado Federal PRI (1994-1997), Secretario General de Gobierno (2004-2006), Senador de la República PRI (2006-2012) y Diputado Federal PRI (2012-2015).

Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, militante priista desde 1984.
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee