Consejos para elegir los mejores alimentos para tu organismo

Top 5

De acuerdo con la Organización Greenpeace, los transgénicos son organismos vivos genéticamente modificados (OGM) con una técnica la cual permite insertar a una planta o a un animal genes provenientes de virus, bacterias, de vegetales, animales e incluso patógenos de humanos.

En un principio, fueron creados y promovidos para disminuir el hambre y la desnutrición en el mundo; sin embargo, según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), después de varios años de haber introducido al mercado los cultivos y los alimentos transgénicos, la inseguridad alimentaria persiste y aumenta año con año.

Hasta el momento, no se han comercializado alimentos transgénicos más nutritivos y parece ser que las prácticas agrícolas que los acompañan no han sido menos agresivas con el medio ambiente.

En el tema de salud, nadie garantiza que el consumo de transgénicos sea seguro en el mediano y largo plazo, pues la alteración o inestabilidad de los genes puede originar la producción de nuevas toxinas, además se pueden generar alergias, resistencia a ciertos medicamentos o reacciones inesperadas.

Ante esta situación, surge la pregunta necesaria de saber cómo elegir entonces qué alimentos sí convienen y cuáles no a la salud del organismo; para aclararlo, el presente Top 5.

1.- Dónde comprarlos

Para evitar el consumo de productos de beneficios dudosos y garantizar que sean frescos, naturales y de temporada, hay que comprarlos directamente en un mercado o con un productor.

2.- Alimentos empaquetados

Para el caso de los alimentos empaquetados, es mejor elegir los orgánicos; existen algunos sellos que garantizan que la producción fue hecha en huertos y sin pesticidas, como el de Comercio Justo México o Certificado Orgánico.

3.- Alimentos de cuidado

Hay que tener cuidado con los alimentos que tienen soya en forma de harina, proteína, aceites y grasas, emulgentes (lecitina-E322), mono y diglicéridos de ácidos grasos (E471) y ácidos grasos; el algodón en forma de aceite proveniente de semillas, así como la canola en forma de aceite.

4.- Alimentos a evitar

Es preferible evitar los que tienen maíz en forma de harina, almidón, aceite, sémola, glucosa, jarabe de glucosa, fructosa, dextrosa, maltodextrina, isomaltosa, sorbitol (E420), caramelo (E150). Estos insumos están hechos con variedades de maíz amarillo, procedentes de Estados Unidos, donde los cultivos son transgénicos o se han contaminado con transgenes.

5.- No todos son malos

Finalmente, Greenpeace aclara que no todos los productos que usan estos ingredientes son transgénicos, por eso es importante distinguir entre las compañías que tienen una política clara acerca de los elementos que utiliza y las que no están dispuestas a brindar esa información o a comprometerse a no usarlos. La lista se encuentra en la Guía roja y verde de alimentos transgénicos.

Para evitar el consumo de productos de beneficios dudosos y garantizar que sean frescos, naturales y de temporada, hay que comprarlos directamente en un mercado o con un productor. (ARCHIVO)
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee