Curiosidades y datos históricos poco conocidos sobre los besos

Top 5

Este 13 de abril, como cada año desde la década de los noventa, se celebra el Día Internacional del Beso, un evento que no ha pasado desapercibido ni en el mundo físico ni en las redes sociales.

Y es que, además de poder contemplar a parejas mostrándose su afecto con un beso, también en plataformas como Twitter se ha hecho mención de la festividad.

Aquí, como forma de unirse a las celebraciones del día, una breve colección de curiosidades y datos históricos poco conocidos sobre los besos y el arte de besar.

1.- Creencias y tradiciones sobre los besos

Según los antropólogos, hasta 90 por ciento de las personas en el mundo acostumbra besar, sin embargo la forma de hacerlo varía según las regiones y las culturas.

De acuerdo a antiguas tradiciones orientales, el acto de besar es una de las mejores formas para dar y recibir energía espiritual. Sin embargo, en regiones como Japón los besos más apasionados no se dan en la boca, sino en el cuello o en las manos.

Las islas Tinquia del Pacífico son otro lugar donde los besos no se dan en los labios jamás, la costumbre es pegar las narices y aspirar durante algunos minutos.

Existen registros también de que algunas tribus africanas consideran que besar en los labios es peligroso, pues se cree que el alma puede escapar por la boca.

2.- Lo que pasa cuando besamos

Cuando se besa se ponen en movimiento al menos 34 músculos, circulan por la saliva 9 mg. de agua, 0.7 gr. de albúmina, 0.18 gr. de sustancias orgánicas, 0.711 mg. de materias grasas, 0.45 mg. de sales, además de bacterias y enzimas.

Se cree que al besar se intercambian entre 10 millones y mil millones de bacterias.

3.- Beneficios de besar

En promedio, se queman entre dos y 6.4 calorías al momento de besar. Además, dar un beso refuerza el sistema inmunológico y estimula ciertas zonas del cerebro que se encargan de liberar las sustancias que provocan bienestar y pueden llegar a eliminar la depresión.

Al besar también se libera adrenalina en la sangre, por lo que se incrementa el ritmo cardíaco.

Hay, además, quienes afirman que los besos profundos mejoran el tono muscular tanto de la lengua como de los músculos faciales, lo que genera que la cara luzca más sana y joven.

4.- Besos en la historia

Es en los antiguos textos vedas, que datan del 1,500 antes de Cristo, donde se encuentra la primera mención acerca de los besos.

Según los antiguos romanos, había tres categorías de besos: el osculum, que era un beso en la mejilla; el basiu, que era el beso en los labios; y el savolium, que era el beso profundo.

En el Kamasutra se enlistan al menos 30 diferentes formas de besar.

5.- Besos históricos

El beso más largo del mundo del que se tiene registro ocurrió en Londres, cuando una pareja se besó durante 31 horas, 30 minutos y 30 segundos, entre el 5 y el 6 de julio del año 2005.

Fue en el año 1896 cuando por primera vez apareció un beso en un filme, este se titulaba The May Irwin-John C. Rice Kiss, tuvo una duración de 30 segundos en el que la pareja besándose apareció a detalle.

El primer beso filmado entre personas del mismo sexo ocurrió en 1922, en el filme Manslaughter de Cecil B. DeMille's.

En promedio, se queman entre dos y 6.4 calorías al momento de besar. (NOTIMEX)
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee