Un café con... Gonzalo Yáñez

Durango

Con un amplio conocimiento en torno a la política local y con la convicción de que la sociedad duranguense ya cambió, el candidato del Partido del Trabajo (PT), Gonzalo Yáñez, respondió cuestionamientos sobre distintos temas.

A ocho días de la jornada electoral, se mostró optimista y confiado de que buena parte de los votantes optarán por sus propuestas. Y fue más allá, consideró que el resultado de la elección se definirá por los electores “indecisos”.

¿Cómo le fue al Partido del Trabajo en este proceso electoral, luego de haber estado a punto de perder el registro?

Lo de la pérdida supuesta del registro fue un mitote, era un truco, una trampa, un ataque antidemocrático del Gobierno Federal, en complicidad con el Gobierno Estatal. Una vez que sorteamos esa valla, nos concentramos en la campaña y efectivamente el escenario inicial era de dos y desde un principio dijimos: nosotros vamos por el tercer polo, la tercera vía, y lo logramos.

Ahorita la sociedad ve tres y ve alta competencia. Incluso se ve un final cinematográfico donde la moneda está en el aire y van a definir los indecisos que son de dos tipos: el que todavía no decide si vota o no y el que ya decidió votar pero todavía no decide por quién. Es una franja ancha, incluso ampliándose en estos días.

Tradicionalmente dos semanas antes del día de la jornada electoral, los indecisos empiezan a definirse, pero cuando hay una intensificación de la competencia se amplía la franja de indecisos y la mayoría se decide hasta el día de la jornada electoral y eso es lo que pronostico para el estado de Durango.

¿Un proceso electoral judicializado?

Lo que pronostico es un final de película donde puede ganar cualquiera, incluyéndonos nosotros. No es recomendable nunca el conflicto postelectoral ni la judicialización del resultado del proceso eleccionario, por eso nosotros hacemos un llamado a las autoridades electorales a que hoy más que nunca se apliquen, respeten la ley y exijan respecto irrestricto a la ley por parte de todos los jugadores.

Nosotros hemos sido el partido más respetuoso de la legislación electoral y así lo seguiremos siendo porque en nuestros postulados centrales está la libertad, la democracia y el bien común. Por eso hemos sido la propuesta menos belicosa, no hemos promovido guerra sucia. Incluso la gente destaca de nuestra campaña electoral exitosa las propuestas y el programa de gobierno. Logramos crear mucha credibilidad, simpatía y confianza hacia nuestro plan de trabajo, lo que no es fácil en tiempos de duda, de incertidumbre, desconfianza y donde reina la demagogia. La gente lo que vio en nosotros es coherencia, congruencia, un sentido de sinceridad política pocas veces visto.

De acuerdo a su percepción, ¿cómo les fue en los debates?

La gente lo que más ha destacado de nosotros es la propuesta, el plan de trabajo, el programa de gobierno, la congruencia, la solidez, la consistencia y eso se reflejó claramente en los dos debates organizados por el Instituto Estatal Electoral y por el que organizó la Universidad Autónoma de Durango y por el que organizaron los empresarios de la Canaco, Canacintra, Canirac, Asociación de Hoteles y Moteles.

En todos ellos, la gente nos dio una altísima calificación, prácticamente nos dio como ganadores y estoy hablando de seres humanos y electores con información, reflexión, capacidad analítica. En ese tenor es que la gente si quiere votar, sí va a votar, va a haber una alta votación.

¿Qué diferencia ve en la sociedad duranguense actual y la de procesos electorales pasados?

Número uno: que ahora hay más interés. Número dos: que ahora hay más conocimiento y claridad del significado de su voto. La gente ya sabe que su voto vale mucho, lo aprecia, no lo menosprecia. Y sí está cuidando mucho a quién entregárselo. Y lo más importante, no lo quiere entregar gratuitamente, quiere a cambio que le cumplan. Por eso el principal reclamo es: no nos olviden, no nos abandonen; sí cumplan. La exigencia de cumplimiento es constante y la gente ubica que es una especie de intercambio democrático. Yo te entrego mi confianza, te doy mi voto, y tú me cumples lo que estás comprometiendo. Un contrato democrático correcto y justo en donde la sociedad exige sus derechos y merece que se atiendan. Y donde las nuevas autoridades gubernamentales duranguenses tienen ya claramente que ser como lo indica la Constitución: servidores públicos, no caciques, no gobernantes autistas, no gobernantes que se sientan y ya no regresan. Ahorita saludan y después ni siquiera nos miran.

En el ámbito nacional, ¿cuál es el reto para la izquierda rumbo al proceso electoral de 2018?

La unidad porque sin duda en el 2018 va a triunfar una propuesta alternativa al PRI y al PAN. Ya el país se fatigó de presidencialismo priísta y panista. Ambos han fracasado rotundamente en conducir exitosamente a la nación. Desde ahora, ahí sí, hay una especie de determinación anticipada, de que va a ganar alguien que no viene ni del PRI ni del PAN.

Pero si se balcaniza entonces la fuerza se convierte en debilidad y es donde se requiere una unidad inteligente, un acuerdo responsable y con visión de futuro. Por lo tanto yo apelo a la madurez de las fuerzas y actores políticos que se inscriben fuera del tradicional PRIAN. Y, primero Dios, lo viviremos para seguirlo platicando.

Trayectoria

Alejandro González Yáñez, mejor conocido como Gonzalo Yáñez, fue presidente municipal de Durango de 1992 a 1995.

Es también reconocido por haber creado el sistema CADI.

En una charla amena, el candidato a gobernador por el PT habló sobre distintos temas.
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee