Afronta Peña Nieto su cuarto informe inmerso en crisis de popularidad

Nacional

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afronta este jueves la presentación del cuarto informe desde el inicio de su mandato, en medio de una crisis de popularidad y apenas un día después de la visita al país del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

Para el cuarto informe de su sexenio (2012-2016), el mandatario informó que se realizará un cambio en el formato para convertirlo en un diálogo con jóvenes mexicanos.

Previamente, el presidente enviará al Congreso el informe por escrito sobre el estado que guarda la administración federal, tal y como está establecido en la Constitución mexicana.

En el encuentro con jóvenes, que se desarrollará en la tarde-noche, participarán 350 personas, con edades entre 15 y 35 años.

Según indicó Peña Nieto en un video publicado la pasada semana en las redes sociales, los participantes, llegados de todo el país, representarán a los "diferentes sectores de nuestra sociedad".

Serán jóvenes "con quienes pueda tener una conversación, compartir lo que el Gobierno ha venido construyendo estos cuatro años" y la "trascendencia" de las reformas emprendidas en el país, aseveró el presidente en el video.

El vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez, aseguró que el encuentro no será una charla "a modo, ni una confrontación, ni habrá preguntas pactadas", y que los participantes tendrán "absoluta libertad de expresión".

En declaraciones a la cadena de radio Grupo Fórmula, Sánchez dijo que además de la intervención de los jóvenes -a quienes se pide que sean breves para que haya mayor participación-, se recibirán preguntas por medio de redes sociales.

Peña Nieto encara la tarea de presentar el informe en el punto más bajo de popularidad desde que comenzó su mandato, y poco después de que una encuesta publicada por el diario Reforma lo posicionó como el líder peor valorado desde 1995.

Frente a esta situación, no resultó de gran ayuda la sorpresiva visita de Donald Trump este miércoles, como respuesta a la invitación que el presidente ofreció al republicano y a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

La noticia de la llegada de Trump no fue bien recibida por la oposición, que consideró que Peña Nieto había cometido un "error político" que alimenta los intereses del magnate estadounidense.

Tampoco por el pueblo mexicano, que respondió a la visita con burlas y protestas en las redes sociales.

Los usuarios recordaron las ofensas que el republicano ha dedicado a los mexicanos durante la campaña electoral estadounidense, como cuando llamó "violadores" a los inmigrantes mexicanos en EE.UU., y acusaron la tibieza de Peña Nieto ante la insistencia de Trump de construir un muro entre ambos países.

Además, las perspectivas para México en el terreno económico no muestran su cara más favorable.

Los últimos datos del PIB, correspondientes al periodo abril-junio, mostraron disminución de 0,2 % respecto al trimestre inmediato anterior, según datos desestacionalizados, lo que supuso la primera desaceleración de la economía en tres años.

Tras la publicación de estos resultados, el Gobierno recortó su previsión de crecimiento económico del país en 2016 a un intervalo de 2 % a 2,6 %, debido a un "entorno adverso" potenciado por el pobre desempeño de la actividad industrial en Estados Unidos.

Para el cuarto informe de su sexenio (2012-2016), el mandatario informó que se realizará un cambio en el formato para convertirlo en un diálogo con jóvenes mexicanos. (AP)
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee