Comer lento sí tendría impacto en bajar de peso

Salud

Comer lento sí podría contribuir a bajar de peso, según los resultados de un estudio estadístico realizado por investigadores del Departamento de Control y Seguimiento de Cuidados de Salud en la Escuela de Ciencias Médicas de la Universidad Kyushu, en Fukuoka, Japón.

El análisis “Efectos de los cambios en la velocidad de la comida sobre la obesidad en pacientes con diabetes”, se llevó a cabo entre 2008 y 2013 con la participación de 60 mil personas con diabetes en Japón, examinó los efectos no sólo de comer rápido o lento, sino igualmente de comer colaciones después de cenar, comer dos horas antes de acostarse y “saltarse” el desayuno.

Los doctores Yumi Hurst y Haruhisa Fukuda, encargados del análisis, descubrieron que quienes habían reportado comer lentamente eran más saludables.

Señalaron que quienes comían a velocidad normal tenían 29 por ciento menos riesgo de desarrollar obesidad, mientras que quienes lo hacían a baja velocidad eran 42 por ciento menos propensos a padecerla.

Los expertos registraron que más de la mitad de la muestra había disminuido la velocidad al comer en un periodo de seis años, y que este cambio estaba directamente relacionado con una disminución tanto en medidas de cintura como de índice de masa corporal (IMC).

Durante el estudio, confirmaron que, cenar dos horas antes de acostarse y comer colaciones después de la cena estaba relacionado con un aumento del IMC, mientras que el hecho de no desayunar pareció no afectar dicho índice.

Concluyeron que ciertos cambios en el estilo de vida pueden efectivamente tener un impacto positivo en la pérdida de peso, sobre todo en lo que toca a la velocidad de comer.

“Las intervenciones que buscan reducir la velocidad con la que se come pueden ser eficaces para prevenir la obesidad y disminuir los riesgos de salud asociados”, destacaron.

Los resultados del estudio se dieron a conocer en enero pasado y aunque al ser meramente estadístico no explica la relación causa y efecto entre el hábito de comer lento y la pérdida de peso, si se observa que puede haber un impacto en la disminución de los índices de sobrepeso y obesidad.

Ciertos cambios en el estilo de vida pueden efectivamente tener un impacto positivo en la pérdida de peso, sobre todo en lo que toca a la velocidad de comer. (ARCHIVO)
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee