Cómo prevenir malestares auditivos

Salud

Desde zumbidos pasajeros en el oído hasta pérdida parcial o total de la capacidad auditiva, pueden presentarse luego de que una persona se haya expuesto a ruido en volumen excesivo durante sus actividades cotidianas.

Lo anterior lo informó la médica adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) no. 91 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, María Luz Adriana Elizondo Ávalos, en el marco del Día Mundial de la Audición, que se celebró el 3 de marzo.

En un comunicado, señaló que es de vital importancia que las personas detecten el origen del ruido y tomen acciones ante esto para evitar daños a su salud.

La especialista describió como ruido a una serie de sonidos desagradables y fuertes, que provengan de diversos espacios con los que se tiene contacto, como la casa, el trabajo y los espacios abiertos.

De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana (NOM), continuó, se considera permisible un sonido en vía pública de máximo de 55 decibeles y, en lugares restringidos como bibliotecas y hospitales el límite es de 30 decibeles.

Añadió que si se toma en cuenta que una charla normal se tiene a alrededor de 60 decibeles, significa que muchas veces el tráfico, los eventos sociales y el uso de ciertas herramientas sobrepasan la medida.

Afirmó que el claxon vehicular, si pasa el tren cerca de la casa o si hay una fiesta cerca, provocan sonidos son intensos, y pueden causar fatiga auditiva, sordera, trastornos del sueño, efectos en el comportamiento, problemas de aprendizaje o de concentración, irritabilidad.

Si por cuestiones de trabajo la persona debe exponerse a sonidos fuertes, la experta recomendó utilizar el equipo de protección adecuado, ya que algunas veces, por comodidad, se rehúsan a colocarse conchas o tapones auditivos, pese a que pueden tener contacto con una fuente de ruido durante muchas horas.

“En primer lugar, hay que identificar la fuente de ruido y ver si se puede reducir o eliminar. Para las habitaciones hay una especie de ‘colchoncitos’ que se encuentran en el súper y se ponen alrededor de la puerta para que no entre tanto ruido”.

Elizondo Ávalos pidió a la población no escuchar música a volúmenes altos dentro de espacios cerrados y, en caso de que algún vecino lo haga, concientizarlo sobre el daño que puede hacerse a sí mismo y a los demás. Incluso en algunos ayuntamientos ya se considera una falta administrativa.

Pueden presentarse luego de que una persona se haya expuesto a ruido en volumen excesivo durante sus actividades cotidianas. (ARCHIVO)
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee