Incorpora jengibre a tu vida

Nosotros

Los compuestos fenólicos del jengibre lo convierten en un aliado ideal aliviar la irritación gastrointestinal, es decir, combatir la diarrea, las náuseas o los cólicos. Por otro lado, tiene efectos beneficiosos sobre determinadas enzimas, lo que contribuye a prevenir el cáncer de colon y el estreñimiento.

Asimismo, resulta una excelente herramienta para enfrentar al invierno. En su forma de té, nos permite mantenernos calientes frente al frío. Como se trata de un alimento diaforético, promueve la sudoración y eleva la temperatura corporal. Si además le añades limón y miel, estarás casi a salvo de pescar un resfriado.

Por si estos beneficios no fueran suficientes, un estudio de la Universidad de Georgia encontró un nuevo efecto. Entre 74 voluntarios, el jengibre disminuyó el dolor muscular posejercicio en un 25 %. Por otro lado, otros estudios demostraron que también disminuye el dolor de la dismenorrea, que es la aflicción severa que sufren muchas mujeres durante la menstruación.

Sus efectos antiinflamatorios son conocidos desde hace muchos años; muchas culturas orientales lo han usado como remedio natural. Además, podría ser favorable para la salud cardiovascular. En este sentido, si se confirman los indicios de que es capaz de reducir el colesterol, la cantidad de azúcar en sangre y el riesgo de coagulación, habríamos encontrado un excelente aliado para nuestros corazones.

Como el jengibre acelera el metabolismo (con sus efectos diaforéticos y termogénicos), permite quemar grasas más rápido.
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee