1933: Nace Luca Ronconi, uno de los más influyentes directores de ópera del siglo XX

Un día como hoy

Luca Ronconi, una de las columnas del arte teatral europeo del siglo XX y máxima figura de las artes escénicas, es considerado uno de los más influyentes directores de ópera del siglo XX.

Nacido en Túnez el 8 de marzo de 1933, Ronconi es considerado uno de los más grandes directores teatrales del país, maestro de generaciones de actores y colaborador de figuras como Claudio Abbado o Riccardo Mutti.

En la biografía publicada en la página que lleva su nombre (lucaronconi.it) se precisa que se graduó en la Academia de Arte Dramático en Roma en 1953 e hizo su debut como actor en “Tres cuartas partes de la luna”, dirigida por Luigi Squarzina.

En 1963 comenzó a trabajar como director con Corrado Pani y Gianmaria Volonté. La exitosa puesta en escena de 1969, Orlando Furioso de Ludovico Ariosto, bajo la adaptación de Edoardo Sanguineti, llevó a Ronconi al éxito internacional.

A través de los años de trabajo con diferentes instituciones de teatro, fungió como Director de la Sección de Teatro en la Bienal de Venecia (1975-1977) y fundó y dirigió el Laboratorio de diseño teatral Prato, (1977 y 1979), donde concibió obras monumentales como Orestea de Esquilo, Utopia de Aristófanes, Las bacantes de Eurípides y La torre de Von Hofmannsthal.

El portal del diario español El País, destaca que su proyección mundial no se detuvo y dirigió el Teatro Stabile de Torino de 1989 a 1994, donde experimentó con grandes masas de actores, como hizo con Los últimos días de la humanidad de Karl Kraus, para 70 actores estrenado en el Lingotto (antigua factoría de la Fiat) en 1991.

Luca Ronconi fue director artístico del Teatro de Roma de 1994 a 1998, donde terminó su mandato con Los hermanos Karamazov de Fiódor Dostoyevski.

Como director escénico de óperas, su influencia fue inmensa; en 1999 mostró un polémico Don Juan en Salzburgo y durante una época dirigió varios títulos en el festival Rossini de Pesaro, como La donna del lago, El viaje a Reims, Ricardo y Zoraida y La cenerentola.

En ese mismo año, pasa al Teatro Piccolo de Milán, donde trabaja junto a Sergio Escobar, que se establece como director artístico. Su debut milanés es con La vida es sueño, de Calderón de la Barca y El sueño, de August Strindberg.

Entre los títulos de ópera del siglo XX que dirigió están El caso Makropulos de Janacek y Otra vuelta de tuerca de Benjamin Britten.

En el año 2002 Ronconi vivió un duro intento de censura por parte de unos miembros del partido de Berlusconi, cuando estrenaba en el Teatro Griego de Siracusa (Sicilia) su versión de Las ranas de Aristófanes, como una ácida sátira al gabinete del entonces primer ministro, que tuvo que intervenir para decir que el arte no se censuraba.

En una entrevista publicada el 31 de julio de ese mismo año en el portal elcultural.com, Ronconi detalla que un clásico debía “mostrarse a través de un catalejo, para comprobar cuánto hemos navegado y nos hemos alejado de ciertos lugares y hechos”.

“Los clásicos son nuestros contemporáneos porque los usamos, pero primordialmente, son los contemporáneos de mi padre, de mis abuelos... son permanentes”.

En 2006 dirigió cinco espectáculos monumentales como parta del programa "Proyecto del mañana", para los Juegos Olímpicos de invierno en Turín.

En 2008 le fue concedido el premio "Antonio Feltrinelli", por la Academia Nacional de los Linces. Recibió títulos honorarios de la Universidad de Bolonia (1999), Perugia (2003), de Urbino (2006) y Venecia (2012).

En 2009, el Festival Grec de Barcelona programó su Sueño de una noche de verano de Shakespeare realizado con actores de su escuela italiana de Umbría.

En agosto de 2012, en el marco de la Bienal de Teatro de Venecia recibió el León de Oro y en marzo de 2013, con motivo de sus ochenta años, el Alcalde de Milán le dio el sello de la ciudad.

Murió víctima de una pulmonía a los 81 años de edad, el 21 de febrero de 2015, en Milán, Italia; a pocos días después del debut de su último espectáculo Lehman Trilogy de Stefano Massini en el Piccolo Teatro.

Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee