Ancianito murió en un incendio

Justicia

El cuerpo de Carlos López Sandoval, un ancianito de 77 años de edad, quedó calcinado tras un incendio en su domicilio: no pudo escapar debido a que tenía una condición de discapacidad.

Fue en el municipio de Canatlán donde se registró este hecho.

Eran las 00:30 horas de este miércoles. En las inmediaciones del poblado Nicolás Bravo don Carlos y su esposa Rafaela Jiménez Martínez de 78 años de edad dormían en su hogar donde sorpresivamente comenzó un incendio, narró el comunicado de la Fiscalía General del Estado sobre el suceso.

Su hijo Justo López Jiménez de 41 años de edad, quien se presume vivía en alguna habitación contigua corrió a auxiliarlos en cuanto se percató del incendio.

Rescató a la señora de las llamas, y volvió por su padre pero el fuego se había expandido por lo que fue imposible sacarlo.

La Fiscalía explicó que el septuagenario no se podía mover por un problema psicomotriz que presentaba. Debido a esto la causa formal de su deceso, establecida por el Servicio Médico Forense, fue asfixia por monóxido de carbono.

Don Justo falleció primero por aspirar el humo y luego las llamas consumieron su cuerpo.

PROBABLE CAUSA

Una vela que encendieron para no estar en oscuridad total pudo causar el incendio, y es que además de que no tenía algún tipo de protección la cera, se encontraba sobre una estructura de madera en la cual se presume comenzó el fuego.

Transportista falleció tras sufrir una volcadura

Este miércoles por la mañana en la carretera Bermejillo-Mapimí ocurrió una volcadura en la que murió Felipe Luna Silva, de 41 años, habitante del Ejido San Felipe.

El manejaba un tractocamión perteneciente a la empresa Pilgrims en el cual transportaba gallinas.

En mencionado vehículo, alrededor de las ocho de la mañana, Felipe perdió el control y sufrió el accidente vial que le quitó la vida en ese momento. Autoridades de la Vicefiscalía de la Región Laguna llegaron al sitio para corroborar el suceso; sin embargo, aún no concluyen la necropsia de ley.

Peligro. Se mencionó que en casa de don Carlos y doña Rafaela era común encender velas para aluzar y no aplicaban las medidas de prevención necesarias. (EL SIGLO DE DURANGO)
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee