Mercado laboral es injusto con mujeres

Internacional

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, millones de mujeres están llamadas a la movilización para reivindicar sus derechos y combatir la desigualdad de género frente a los hombres. Este miércoles, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) les da un argumento más, que se puede sumar a los muchos que han recogido otras instituciones públicas y privadas. El organismo advierte de que las medidas actuales para reducir la desigualdad de género en el mercado laboral a nivel mundial "no son suficientes" y asegura que, de no cambiar de rumbo con nuevas iniciativas, "no se esperan cambios en los próximos años".

No es la primera vez que la OIT dibuja un escenario desalentador sobre la desigualdad que enfrentan a diario las mujeres a nivel laboral. En un informe de 2016, sostuvo que, si no se actuaba, la brecha salarial de género tardaría más de 70 años en cerrarse por completo. Ahora, el organismo agranda el enfoque y aborda las diferentes brechas que afectan a las mujeres en el ámbito laboral: en la participación del mercado de trabajo, en el desempleo, el empleo informal, la pobreza laboral y desprotección social. Aunque no da una fecha concreta, alerta de que con las actuales políticas y medidas para combatirlas no se producirán mejorías significativas en el corto plazo, según sus proyecciones.

Estas conclusiones figuran en el informe 'Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Avance global sobre las tendencias del empleo femenino 2018', publicado en la víspera del 8M. El documento incluye algunos datos sobre la desigualdad de género que se interpone en la vida laboral de las mujeres de todo el mundo. En cuanto a la brecha salarial, "en una muestra de países desarrollados, emergentes y en desarrollo, por ejemplo, se observa que las mujeres ganan, en promedio, el 20 por ciento menos que los hombres", recoge el estudio.

Además, las mujeres no solo "tienen menos probabilidades que los hombres de participar en la fuerza del trabajo, sino que, cuando lo hacen, tienen también más probabilidades de estar desempleadas u ocupadas en empleos que están al margen de la legislación laboral", reconoce la OIT. Respecto a las mayores opciones de caer en el desempleo que los hombres -la brecha de desempleo que podríamos llamar-, según las proyecciones del organismo hasta 2021, se refleja un "deterioro de la posición relativa de las mujeres en términos de desempleo observada en el último decenio". Mientras que esta diferencia aumentará en los países en desarrollo y emergentes, para los países desarrollados la brecha se mantendrá más o menos estable.

La OIT advierte de que las mujeres tienen "dos veces más de probabilidades" de ser trabajadoras auxiliares.

Desigual. En cuanto a la brecha salarial, en una muestra de países desarrollados, emergentes y en desarrollo, se observa que las mujeres ganan, en promedio, el 20 por ciento menos que los hombres.
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee