La realidad de las mujeres

Durango

Una cosa es el discurso y otra muy distinta la realidad a la que se enfrentan las mujeres diariamente desde sus propias trincheras. Se habla de equidad, pero muchas no pueden aspirar ni a salario igual por trabajo igual. Se habla de libertad, pero la gran mayoría son acosadas.

Se habla de procuración de justicia, pero no hay un seguimiento adecuado a las denuncias de violación sexual y persiste la impunidad. Se dice que hay presupuestos con perspectiva de género, pero muchas mujeres se ven orilladas a permanecer con sus agresores a falta de una remuneración digna para lograr la independencia. Cada año el discurso es el mismo y se promete que la realidad va a cambiar, pero se siguen cometiendo los mismos abusos.

De ahí que el 8 de Marzo no es un día para festejar, sino para concientizar a la sociedad en general sobre lo que aún falta por hacer para lograr la equidad sustantiva que beneficie a todos.

En Durango la situación no es distinta. En el marco del Día Internacional de la Mujer, la presidenta de Sí hay mujeres en Durango, Julieta Hernández Camargo, lamentó que persistan las desigualdades e injusticias.

Destacó que la situación actual de las mujeres planteada por organizaciones civiles en la entidad no fue negada por el grupo de trabajo que se conformó para atender la solicitud de Alerta de Violencia de Género que se hizo el año pasado por el aumento en el número de feminicidios y violaciones sexuales.

Expuso que este año ya van cinco homicidios de mujeres que no todos son clasificados como feminicidios en su totalidad por desconocimiento de la autoridad. Adicionalmente, en enero se presentaron 18 denuncias por delitos sexuales ante la Fiscalía.

En Durango la legislación no está armonizada con los tratados y convenciones internacionales, la Constitución y las leyes generales por lo que por muchos posicionamientos que se hagan en el Pleno, tampoco los diputados están cumpliendo con su parte.

No existe información sistematizada sobre violencia de género y tampoco se cuenta con refugios suficientes para víctimas de violencia.

Las mujeres de la comunidad indígena viven en situación de pobreza extrema, lo que les impide acceder a sus derechos, además de que en la zona rural no acceden a justicia a falta de suficientes agencias del Ministerio Público.

'El 8 de Marzo no es un día para festejar, sino para concientizar a la sociedad en general sobre lo que aún falta por hacer para lograr la equidad sustantiva' (ARCHIVO)
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee