Arranca el Engalec XXVI en Torreón

Nacional

Arrancó el Encuentro Nacional de Ganaderos Lecheros (Engalec) en su XXVI edición, con la asistencia de un mayor número de productores, académicos y estudiantes a los talleres especializados en bovinos leche y carne, agricultores y caprinos.

La inauguración del foro se llevó a cabo sin la presencia del gobernador de Durango, José Rosas Aispuro ni la del secretario de Agricultura, José Eduardo Calzada Rivorosa, por lo que el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme y el alcalde de Torreón, Jorge Zemeño, fueron junto a Francisco Gurria, coordinador General de Ganadería, los encargados de cortar el listón de la exposición de 120 empresas.

Contrario a otros años, el recorrido en stands fue más rápido que en otras ocasiones, por lo que cerca de las 15:00 horas se daba por inaugurado el foro de los productores agropecuarios a nivel nacional, siendo uno de los más importantes en México.

Jorge Fernández, presidente de Engalec, informó que se tiene un mayor número de asistentes a los talleres especializados dentro del sector agropecuario en esta nueva edición.

Se estimó una asistencia en el acto inaugural de mil 800 personas.

Dijo que gracias a que manejó una nueva modalidad, los talleres estuvieron llenos de productores, investigadores y académicos, quienes aprovecharon que al no incluirse la comida, se permitió ofrecer un boleto más barato a los asistentes.

"Nos emociona mucho difundir el conocimiento", señaló.

Aseguró que por ese motivo todos los salones quedaron chicos, lo cual afirmó es un buen problema, dado que están interesados en el conocimiento y avances tecnológicos.

"Nos interesa mucho difundir el conocimiento y somos un punto intermedio entre la educación y la empresa".

Invitaron a las familias laguneras a que acudan este sábado a la expo ya que estará abierta al publico para que participen en una feria familiar, en donde podrán ver animales y participar en juegos.

Dijo que gracias a que manejó una nueva modalidad, los talleres estuvieron llenos de productores, investigadores y académicos, quienes aprovecharon que al no incluirse la comida, se permitió ofrecer un boleto más barato a los asistentes. (FERNANDO COMPEÁN)
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee