Deportes / Aleatoria.

LA COLUMNA DE ROSELL

EL SIGLO DE TORREÓN.-, , actualizada 10:55 🕚

A la hora que escribo esta colaboración para El Siglo de Torreón, ya conoceremos si a la tercera oportunidad Guillermo

Almada pudo rebasar una primera ronda de postemporada. En liguilla contra Rayados todo se decidió en la ida en Monterrey y el juego de vuelta en Torreón fue mero trámite.

Repechaje contra Pachuca todo también se decidió en un juego, que para reclasificación ahora es el único. Goleados por los Tuzos sin meter las manos. Ayer sábado contra Gallos Blancos fue la tercera oportunidad y si la superó vendrá la revancha contra Rayados.

Fue una pena terminar en reclasificación después de tantos sobresaltos este Guardianes 2021, que no tuvieron que superar Almada y sus muchachos para terminar en la misma situación (que no lugar) del torneo pasado, todo a un partido. Volviendo a este engorroso tema de hablar de toro que ya pasó, si Santos fue eliminado por Querétaro del entrañable Pity Altamirano, será un

mazazo que aturdirá a todos, cimbrando toda la estructura deportiva y una

reevaluación será pertinente.

Soy de los que piensa que aun siendo eliminado en cualquier instancia Almada debe continuar y esperar que el infortunio no se ensañe sobre sus futbolistas para el próximo torneo. Se sigue insistiendo en medios fuera de la Comarca Lagunera que los días con Santos Laguna del técnico uruguayo están contados, que la familia lo urge a volver si no a la patria al menos a tiro de piedra del hogar.

Una vez más tengo que recordar lo que Guillermo nos dijo viéndonos a los ojos a los diferentes representantes de los medios comarcanos. “solo me voy de Santos si me llama la selección uruguaya” claro y contundente, una vez más Almada disipó los rumores.

Ahora veamos que tan cerca o que tan lejos puede estar el sueño de Almada. Óscar Washington Tabárez cumplió 74 años en marzo pasado y dirige a la celeste desde el 2006, quince años siendo el entrenador que más juegos y tiempo ha dirigido

a Uruguay en la gran historia de la celeste.

Es el bien amado y nadie osa en la República Oriental del Uruguay poner en entre dicho su permanencia al frente de la selección charrúa. Pero lamentablemente el maestro padece una rara enfermedad llamada el síndrome de Guillan-Barré, una

enfermedad del sistema nervioso donde el propio sistema inmune de la persona daña las neuronas causando debilidad y en algunas ocasiones parálisis.

La enfermedad es incurable, pero a base de tratamientos especiales para la sangre (intercambio de plasma y terapia de inmunoglobulina) así como trabajos de fisioterapia, ayudan a reducir la gravedad de la enfermedad. Una persona tan respetada en este canijo mundo del futbol por su ética y decencia la quisiéramos vigente mínimo cinco años más para que completara los veinte años dirigiendo a la charrúa, pero todo dependerá de la salud y el ánimo del maestro.

Decíamos que en Uruguay nadie habla de que se puede acercar el final del ciclo Tabárez, todo lo contrario, ahora tienen la esperanza que la sabiduría del profesor los lleve a conquistar la Copa América a partir del 13 de junio a disputarse en Argentina

y Colombia.

Existen rumores de que es probable que el maestro anuncie su retiro terminando la Copa, otros hablan que lo haría hasta concluir su participación en el Mundial de Catar.

Obvio, lo primero que tiene que pasar para ocupar un puesto es que este quede desocupado y luego estudiar a los candidatos

para ocuparlo. Ignoramos que en caso de una jubilación voluntaria de Tabárez (porque nadie va a echarlo pase lo que pase) Almada integre una lista de candidatos.

Como se verá, si Almada se sostiene y no se va de Santos a menos que le ofrezcan la celeste, le esperan varios torneos más

en estas tierras laguneras, lo cual a mí me place completamente, no se a ti heroico lector.

Deportes, La Columna de Rosell

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes


Más notas de Deportes