Nosotros / Aleatoria

T-MEC y candados digitales

¡AL PESEBRE... FIERAS!

JORGE MARTÍNEZ, , actualizada 10:09 🕚
T-MEC y candados digitales

Con la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio, el T-MEC, se abren muchas oportunidades de seguir haciendo negocios con el mayor mercado del mundo que tiene nuestro país, los Estados Unidos. Hay sin embargo una preocupación entre las organizaciones de la sociedad civil en cuanto a la libertad de expresión se refiere. Son dos puntos que quiero abordar, el primero es que en teoría cualquier reclamación sobre derechos de autor de algún texto / obra publicadas, realizada por un tercero, deberá retirarse de inmediato sin existir una investigación judicial.

Es importante porque se hace uso de un mecanismo de "notificación y retirada", que significa que el proveedor de internet podrá quitar contenidos de sus clientes aún sin notificarlos. Esto de alguna forma ya se ha venido haciendo, cuando a algún político o personaje público que no quiere ser mencionado en investigaciones periodísticas, notifica al proveedor de internet y es quien presiona para que el contenido sea retirado, sin embargo, ahora está plasmado en la Ley de Derecho de Autor mexicana. Siendo estrictos, hasta mencionar algún fragmento de una obra protegida sería motivo para que el contenido todo, sea eliminado.

Ya la CNDH se pronunció al respecto y está valorando si se vulneran derechos y libertades reconocidos en la Constitución.

Lo segundo y que llama la atención en la misma Ley, es que explícitamente ahora prohibe romper el candado digital (DRM) de dispositivos y software, con lo cual abre la posibilidad de que algo tan simple como el hecho de decidir que requieres más poder de cómputo en tu computadora y quieres cambiar algún componente, podrías caer en este delito.

No sólo eso, sino reparar un celular, cambiarle el ROM (algo muy utilizado en algunos dispositivos Android que al no tener actualizaciones de software en México se opta por instalar algún ROM internacional para obtener las bondades del mismo software que el fabricante distribuye en otros países).

Como lo menciona el portal Xataka, "el problema es que romper candados es parte del proceso para reparar un equipo, actualizar un dispositivo que ha sido discontinuado por el fabricante, o impedir que un dispositivo recabe información del usuario".

Esta Ley ya fue aprobada por la cámara de Diputados y ratificada en el Senado, algo que debían hacer antes de entrar en vigor el T-MEC el pasado 1 de julio de 2020, si bien añadieron algunas excepciones relativas a la "interoperabilidad, prevenir el acceso a menores por riesgo, por cuestiones de seguridad nacional" entre otras, no se menciona algo que explícitamente haga referencia a propósitos que tengan con extender la vida útil de algún dispositivo o reparación del mismo.

Las sanciones no son cualquier cosa, van hasta 10 años de cárcel por eludir los dichosos candados digitales y los motivos tan ridículos como capturar la pantalla para almacenar algo que viste en internet. Ya veo venir la ola de "empresas" extorsionadoras hablando a las pequeñas y medianas empresas para "solicitar cooperación voluntaria" de revisión de software y ahora de equipo. Ojalá nuestros legisladores se pongan la camisa y ajusten esa escalofriante Ley.

Este fin de semana tuve la oportunidad de viajar en un pequeño avión a unos 11 mil pies de altura como único pasajero, cruzando parte del estado de Durango. Es maravilloso como se ven las montañas, campos de cultivo y pequeñas rancherías. Me recordó la infancia cuando desde el Cerro del Cubilete veía a los peregrinos que subían caminando al Cristo Rey. Sentía que podía alcanzarlos estirando mis dedos, desde los hombros de mi abuelo.

Jorge Martínez M, [email protected]

T-MEC y candados digitales
T-MEC y candados digitales