Deportes / Aleatoria

¿En riesgo la temporada de las Grandes Ligas?

Aumentan casos de COVID-19, poniendo en duda la campaña

AP, , actualizada 10:36 🕚
¿En riesgo la temporada de las Grandes Ligas?

En momentos en que el coronavirus había dejado inactivos a seis equipos de las Grandes Ligas, el comisionado Rob Manfred habló ayer con el líder del sindicato de peloteros, Tony Clark, sobre la importancia de que los jugadores sigan los protocolos para evitar el contagio. Manfred y Clark hablaron de lo que debe hacerse para completar la temporada, dijo una persona cercana a la conversación.

La conversación entre Manfred y Clark llega en medio de evidencias crecientes de que la propagación del COVID-19 amenaza con rebasar los esfuerzos por llevar a cabo la temporada de beisbol.

"Algunas cosas no están bien ahora, pero tenemos que seguir jugando hasta que lo estén. Los jugadores están viendo lo que puede ocurrir", dijo el mánager de Houston, Dusty Baker. "Lo demás depende de nosotros y del virus".

Han surgido muestras de preocupación acerca de una conducta laxa por parte de los peloteros en el terreno y fuera de este. Algunos han escupido y otros han intercambiado palmadas.

Y las alteraciones constantes en el calendario han generado mayores dudas sobre si el deseo de los dueños de los equipos por sacar adelante la temporada puede cumplirse en la realidad.

"Obviamente vimos el mensaje. Ellos enviaron un memo. Simplemente hay que ser más diligentes, usar la mascarilla en el dugout cuando no estamos jugando y seguir las reglas que hemos conocido todo el tiempo", dijo el catcher de Arizona, Stephen Vogt. "Así que esto es como cualquier otra regla que tengan las Grandes Ligas para los jugadores. Hay que cumplirla. Simplemente nos han exhortado en términos firmes".

NUEVA CANCELACIÓN

La propagación del coronavirus causó otro ajuste en el calendario de Grandes Ligas durante la jornada.

El encuentro de ayer entre San Luis y Milwaukee fue pospuesto después de que dos jugadores de los Cardenales dieron positivo de coronavirus.

"Sugiéranme por favor un programa de TV", tuiteó Jack Flaherty, lanzador de los Cardenales, quien figura entre un número creciente de peloteros que de pronto se han encontrado con tiempo libre ante la cancelación de sus encuentros.

8

EQUIPOS

han sufrido alteraciones en su

calendario debido al nuevo coronavirus.

En un comunicado, los Cardenales indicaron que se habían enterado el jueves por la noche sobre las pruebas positivas de muestras recolectadas el miércoles. A jugadores y empleados se les ha ordenado que se aíslen en sus habitaciones de hotel en Milwaukee, y el equipo no salió del hotel ayer rumbo al Miller Park.

"El equipo actualmente realiza pruebas rápidas a todo el grupo de personas que realizó el viaje, ha implementado rastreo y continuará en autoaislamiento", detalló el equipo de San Luis.

Los Cerveceros y los Cardenales planeaban reanudar sus compromisos hoy por la noche en el Miller Park, dependiendo de los resultados de las pruebas y del rastreo de contactos, y jugarían el partido pendiente como parte de una doble cartelera el domingo. Un cambio de regla recién aprobado, contempla que los juegos de una doble cartelera sean de solo siete entradas.

PREPARADOS

Mark Attanasio, dueño mayoritario de los Cerveceros, dijo que las Grandes Ligas están preparadas para imprevistos, particularmente en este año.

"Creo que todos estamos comprometidos a finalizar la temporada, y he hablado hoy con muchos jugadores", dijo Attanasio. "Mientras podamos seguir haciendo que nuestros fanáticos disfruten, pienso que esto es algo que todos queremos hacer... Si no somos inteligentes y no nos mantenemos saludables, todos fallamos. Pero vamos a hacer todo lo que podamos para no fallar".

Dos series del fin de semana, la de Washington ante Miami y Toronto frente a Filadelfia, se habían aplazado de antemano. Los Marlines fueron afectados por un brote de coronavirus en Filadelfia, que infectó al menos a 20 miembros del equipo.

Miami y los Filis permanecerán inactivos durante al menos una semana.

Los calendarios de los Yanquis de Nueva York y de los Orioles de Baltimore fueron afectados también, cuando había transcurrido apenas una semana de una campaña que comenzó con cuatro meses de demora. Ahora, la temporada parece en jaque.

PREOCUPADO

"Esto es algo que me preocupa", reconoció Charlie Blackmon, jardinero de los Rockies de Colorado, quien se había perdido ya actividad por el virus. "Hablo por todo el equipo de los Rockies. Queremos jugar... Cualquier cosa negativa que surja en términos de esta situación con el virus podría ser un obstáculo. Así que sí, me preocupa y preferiría no ver más casos positivos".

"No creo que una sola persona hubiera pensado que todo esto iba a ser perfecto", recalcó el gerente general de los Azulejos, Ross Atkins. "Estamos tan seguro como podemos, pero entendemos que este virus es muy fuerte y no tiene fronteras".

En la semana que concluyó el jueves, las Grandes Ligas informaron que hubo 29 casos positivos, un índice de 0.2 % respecto del total de pruebas. Además de los Marlines, surgieron ocho casos positivos en los otros 29 equipos. Solo dos de estos involucraron a peloteros de las mayores.

Los Cardenales jugaron en Minnesota el martes y miércoles antes de un día de descanso programado para el jueves. Los Mellizos recibieron a Cleveland la noche del jueves, y los Indios hicieron uso de los mismos vestuarios para el equipo visitante que San Luis.

Los Marlines no han jugado desde el domingo ante la propagación de la enfermedad.

El viernes trascendió que otro pelotero de los Marlines dio positivo por el coronavirus, con lo que el total de casos por el brote en el equipo ascendió a 18 jugadores y dos empleados más, de acuerdo con una persona enterada de la situación, la cual dijo que ningún integrante de los Marlines ha mostrado síntomas graves.

Ya son ocho de los 30 equipos de Grandes Ligas los que han sufrido alteraciones en sus planes durante los primeros nueve de los 67 días de la temporada.

¿En riesgo la temporada de las Grandes Ligas?
Aumentan casos de COVID-19 en Grandes Ligas, poniendo en duda la campaña. (ARCHIVO)