Editoriales / Aleatoria

Presupuesto y combate a la pobreza

Vida pública

JESÚS MENA VÁZQUEZ, , actualizada 08:11 🕚
Presupuesto y  combate a la pobreza

Desde su primer intento por llegar a la Presidencia de le República el hoy titular del Ejecutivo Federal ha mantenido la narrativa de que en su gobierno se pondría especial atención a los más pobres. Ya como gobierno en funciones, una variable importante para medir el desempeño de su administración será el número de personas que vivan en situación de pobreza cuando termine su mandato presidencial.

Aún con la crisis sanitaria que vivimos, que sin duda aumentará el número de pobres, si el gobierno actual termina su periodo con un incremento importante en el número de personas en condiciones de pobreza y pobreza extrema, seguramente su gestión será calificada de manera negativa, aun concediendo que pueda demostrar avances en otras áreas consideradas importantes, como por ejemplo el combate a la corrupción.

La entrega del proyecto de presupuesto para el año 2021 marca las prioridades del gobierno federal para el siguiente ejercicio fiscal. En materia de política social, el gobierno federal continuará con los programas que se iniciaron el año pasado y que marcan un cambio radical en la conceptualización e implementación de la política social, transitando de políticas sociales focalizadas que privilegiaban la construcción de capacidades (mejores niveles de salud y educación en las personas más pobres con la finalidad de que se integraran al mercado de trabajo en mejores condiciones, con la aspiración mejores ingresos que los ayudaran a salir de la condición de pobreza) a uno que concibe las transferencias monetarias como una cuestión de derechos que deben llegar a toda la población que cumpla con ciertas características (becas para estudiantes, apoyos para adultos mayores, apoyos para personas con alguna discapacidad permanente).

El cambio en la política social significó el rompimiento con el esquema conceptual que se había mantenido durante las décadas previas, desde el sexenio de Ernesto Zedillo cuando comenzó la entrega de apoyos focalizados a personas en condición de pobreza, a cambio de que demostraran su compromiso por asegurar la salud y educación de toda la familia, especialmente de los menores en edad escolar, logrando aumentar sus "capacidades" término acuñado por fallecido Amartya Sen, premio Nobel de economía por sus aportaciones al estudio de la pobreza y que dieron sustento a las políticas que implementó nuestro país para combatirla.

En un documento reciente, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social publicó los resultados de la evaluación que realizaron evaluadores externos a los 17 programas sociales prioritarios que puso en marcha este gobierno federal, haciendo recomendaciones sobre su diseño, la falta de metas y objetivos claros, así como deficiencias en la definición de la población objetivo de algunos programas.

Algunas de estas recomendaciones fueron aceptadas y otras fueron rechazadas por las dependencias que los implementan, lo que nos habla de la complicada relación entre el organismo evaluador y las dependencias evaluadas, además de la dificultad de que las recomendaciones del Coneval se lleven a cabo para mejorar el diseño y la implementación de los programas.

Es muy pronto para conocer el impacto de los programas del Presidente en el bienestar de las personas, sin embargo, ante el aumento del número de personas en condiciones de pobreza debido a la pandemia y la contracción de la economía, será necesario que las políticas sociales se conviertan en una verdadera red de seguridad para los más pobres.

Twitter: @jesusmenav

Presupuesto y  combate a la pobreza
Presupuesto y combate a la pobreza

Noticias recientes