Deportes / Aleatoria.

Djokovic es un lobo

EFE, , actualizada 08:21 🕚
Djokovic es un lobo

Djokovic es un lobo. Insaciable, indomable, imparable cuando tiene la presa entre ceja y ceja. Es el hombre destinado a batir todos los récords, a ser el mejor de la historia y a someter a sus rivales hasta que su cuerpo no pueda más. Es el tenista que ha igualado los registros de Roger Federer y Rafael Nadal y a los que dejará atrás dentro de no mucho, cuando su voracidad se siga cobrando víctimas.

No sorprende su carácter indómito, su capacidad de pasar del éxtasis a la indiferencia en cuestión de milésimas. 'Nole' sabe lo que es disfrutar del tenis, como un niño, para minutos después tener que esconderse en un refugio de las bombas con las que la OTAN bombardeaba Serbia a finales de los 90. El pequeño Djokovic comenzó a ser un campeón cuando, junto a su abuelo, rastreaba Belgrado de día en busca de pistas en las que jugar y de noche se metía en un sótano a rezar por que los proyectiles no atravesasen el techo.

"Está en mis genes", rememoraba esta semana en el All England Club. "Y en los de mi familia. Crecí en unos tiempos difíciles para mi país y creo que fallar nunca es una opción. En aquella época teníamos que encontrar los bienes imprescindibles para sobrevivir. Eso ha fortalecido mi carácter".

 LUCHA

Por eso, Djokovic lleva luchando contra un ambiente desfavorable desde que simplemente era un chico que entrenaba en el club de tenis del Partizán de Belgrado. La narrativa del tenis ha impuesto que la rivalidad más bonita era la que medía a Rafael Nadal y Roger Federer, relegándole a un segundo plano, pese a mantener registros positivos contra el suizo (27-23) y contra el español (30-28). Él era el tercero en discordia, el que sufría de problemas respiratorios en el comienzo de su carrera, el que tuvo que dejar el gluten a un lado para mejorar físicamente y al que el público prefería ver perder en pos del triunfo de Nadal y Federer.

"¿Cómo es ser el chico malo que persigue a Nadal y Federer?", le preguntaron en Wimbledon. Incrédulo, Djokovic, que ya no sabe qué hacer para ganarse a la masa social, respondió. "No me considero un chico malo. Yo no persigo a nadie. Hago mi camino, mi viaje y mi historia".

Una historia que tiene dos momentos clave para que ahora posea 20 Grand Slams. Ambos forjados en la misma pista en la que hoy posa con la copa dorada.

Más de 20 años después de aquellos bombardeos y de haber pasado largas épocas con sus padres, que eran profesores de skí, en las montañas, el lobo es él. Djokovic ya está a la altura de los más grandes y cerca de estar por encima también. Pronto, nadie podrá discutírselo.

Nadal y Federer felicitan a 'Nole'

Rafael Nadal y Roger Federer felicitaron al serbio Novak Djokovic por su triunfo en Wimbledon al ganar al italiano Matteo Berrettini y por alcanzar los veinte títulos del Grand Slam, igual que el español y el suizo.

"Felicidades Novak Djokovic por este increíble logro. Veinte títulos de Grand Slam es enorme y es increíble que seamos tres jugadores empatados. Bien hecho y, de nuevo, ¡felicidades a ti y a tu equipo por esto!", indicó Nadal en su cuenta de Twitter.

En términos similares se manifestó Roger Federer en las redes sociales. "Felicidades, Novak, por tu vigésimo grande. Estoy orgulloso de tener la oportunidad de jugar en una era especial de campeones de tenis. Maravillosa actuación, ¡bien hecho!", indicó el suizo.

Djokovic ganó a Berrettini por 6-7 (4), 6-4, 6-4 y 6-3, y conquistó su sexto título de Wimbledon para elevar a veinte su relación de éxitos en los torneos de Grand Slam, una cifra que hasta ahora solo habían conseguido Rafael Nadal y Roger Federer.

Djokovic es un lobo
Récord. Novak Djokovic igualó a sus rivales Roger Federer y Rafael Nadal al adjudicarse el domingo su título 20 de Grand Slam.

Deportes, Novak Djokovic, Tenis, Wimbledon

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes


Más notas de Deportes