Editoriales / Aleatoria.

En Durango también sigue en la impunidad absoluta el espionaje

LA RAYA DEL TIGRE

RUBÉN CÁRDENAS, , actualizada 08:28 🕚
En Durango también sigue en la impunidad absoluta el espionaje

Y ahora que medios de comunicación, gobiernos, la Unión Europea y ciertas organizaciones defensoras de derechos humanos expresaron ayer su indignación tras darse a conocer el caso de espionaje durante el pasado régimen federal, resulta más que oportuno demandar la investigación correspondiente por la adquisición ilegal de equipo tecnológico para espiar selectivamente a personas "inconvenientes" a ese gobierno, a partir del 2015, aquí en Durango.

Estuvieron bajo ese asedio muchos periodistas, activistas y políticos a través del programa informático Pegasus, de la empresa israelí NSO Group, sin que hasta ahora ese proceder tenga consecuencias o al menos haya reconocimiento de lo que sucedía en aquel momento.

Como se recordará, la revelación de la práctica de espionaje electrónico y telefónico en Durango fue denunciado por el diario New York Times en el 2017, cuando la plataforma Wikileaks dio a conocer un cable fechado en el 2015 acerca de que el gobierno de Durango y otros estados, así como ciertas dependencias federales, habían adquirido equipos de espionaje para utilizarlos discrecionalmente contra personas no muy gratas para el régimen en turno, obviamente en el marco de la ilegalidad.

Documentos exhibidos por Wikileaks evidenciaron que el gobierno estatal anterior destinó más de 420 mil euros, un monto equivalente a más de 9 millones de pesos, para comprar a la empresa italiana Hacking Team todo lo necesario para espiar como les dio la gana a quienes les iban pareciendo sospechosos, inconvenientes, incómodos o de un perfil interesante como para no perderlo de vista.

Esos cables también revelaron nombres de algunos funcionarios estatales de ese gobierno, como Renato Meléndez Galván, asesor de Modernización Tecnológica en ese régimen, quien se encargó en poner en operación esos y otros equipos al servicio de oscuros fines, sin que hasta el momento se le haya llamado a cuentas, ni se conozca el paradero de lo comprado.

Hay registros, incluso, de que Meléndez Galván viajó por distintos países, como Israel, sin motivo aparente. De hecho, en una sola noche en Israel gastó más de mil dólares en una velada por concepto de servibar. En París, Amsterdam y otras capitales europeas también gastó cientos de dólares en tardes de café, según facturas con las que pretendió justificar lo injustificable. Todas esas pruebas obran en poder de este espacio editorial.

Según comentan fuentes de aquel sexenio, lo adquirido a Hacking Team constó de 10 instrumentos "perros", es decir, aparatos de intervención telefónica con capacidad de espiar 250 líneas cada uno, por lo cual hipotéticamente pudieron seguir a 2 mil 500 personas a través del teléfono, por supuesto sin contar la red que pusieron en marcha para "investigar" por la vía electrónica, computadora, redes sociales, etcétera.

Uno de los espiados fue el hoy gobernador José Aispuro Torres cuando, siendo senador de la República en el 2013, en una operación clandestina fueron distribuidos 9 audios de escuchas telefónicas, presumiblemente suyas, que fueron distribuidas sigilosamente una madrugada en las redacciones de los principales medios de comunicación en Durango.

En forma tajante, Aispuro Torres condenó el espionaje en su contra y demandó la investigación correspondiente, la cual por cierto no prosperó. Hasta hoy se sigue desconociendo el destino de todo ese equipo adquirido, por lo cual no se puede tener certeza sobre la continuidad o no de esas prácticas ilegales y condenables.

Por todo esto, si en el sexenio de Enrique Peña se espió a 55 mil personas a través de sus teléfonos personales, entre estos 180 periodistas, 600 politicos, 85 defensores de los derechos humanos, 65 empresarios, líderes religiosos, entre otros y se puede dar a conocer y sacar a la luz, aquí las cosas no deben permanecer en la clandestinidad. Nombres y apellidos existen, eso es seguro. Y no andan muy lejos.

COLMILLOS Y GARRAS

EN SU ÚLTIMA Encuesta Nacional sobre Seguridad, el INEGI publicó que Durango se mantiene como una de las ciudades donde el ciudadano se siente menos inseguro, lo cual es ganancia, en comparación con los años negros que nos tocó vivir... DE CUALQUIER MANERA, es importante que el ciudadano contribuya con la autoridad para garantizar un entorno seguro, o sea, por nada deben dejarse objetos a la vista; deben tomarse precauciones en el hogar y andar con mucho cuidado en la calle. Seamos responsables y no propiciemos tentaciones... LLAMA LA ATENCIÓN el aumento casi diario de accidentes automovilísticos en la ciudad como en las distintas carreteras del estado; lo peor es que el número de víctimas fatales es muy alto también; de entrada, intensificar las campañas y sanciones por la combinación de alcohol y volante es una manera de limitar esta práctica.

En Durango también sigue en la impunidad absoluta el espionaje
En Durango también sigue en la impunidad absoluta el espionaje

Editoriales, LA RAYA DEL TIGRE

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales