Editoriales
SOFÍA GAMBOA
jue 22 ago 2019, 6:33am 3 de 8

Inclusión financiera para erradicar la pobreza



Singularidad Económica

Entre las metas de desarrollo sustentable que ha señalado la ONU para el año 2030 se encuentra la inclusión financiera. Este tema resalta de gran importancia ante un panorama político como el nuestro, ya que esta permite un desarrollo más equitativo para todos los mexicanos. El país urge de mayor inclusión social.

El mandato que la CNBV ha recibido de AMLO es que la regulación no podrá ser un pretexto para que la Banca deje de atender su compromiso con el sector popular. Las microfinanzas son, en esta administración, un aliado clave para la estrategia de inclusión financiera. Si bien no debe considerarse una "varita mágica" para la erradicación de la pobreza, si es una condición necesaria para detonar otros procesos económicos que permitan, a los individuos, reducir la vulnerabilidad y eventualmente dejar su condición de pobreza.

De acuerdo a un estudio realizado en 2018 entre INEGI y CNBV sobre inclusión financiera, México reportaba los siguientes datos: "El 68% de la población entre 18 a 70 años tiene al menos un producto financiero. La proporción de personas que tienen contratada una cuenta en un banco o institución financiera aumentó de 44 a 47% entre 2015-2018. Las personas que cuentan con 2 o 3 productos financieros aumentaron 2.6 millones entre 2015-2018. En localidades de más de 15 mil habitantes el porcentaje de hombres con cuenta bancaria es de 55%, mientras el de mujeres es 48%. En localidades con menos de 15 mil habitantes estas cifras son 42% para mujeres y 36% para hombres. La tarjeta de crédito departamental o tienda de autoservicio es el producto de crédito formal que más personas tienen contratado, con 15.1 millones de adultos en México, equivalente al 61% de la población total del país". Estas cifras demuestran que la población no bancarizada representa un mercado enorme por la convergencia de dos tendencias principales: por un lado, el aumento de los ingresos de las poblaciones de bajos recursos en economías emergentes como México; y, por el otro, la necesaria aparición de cooperativas de crédito e instituciones de microfinanzas que atiendan a clientes que generalmente no son atendidos por la banca tradicional, fomentando así la inclusión y por ende el crecimiento económico nacional.

La Política Nacional de Inclusión Financiera de México, busca un sistema financiero basado en 6 puntos clave: desarrollo de conocimiento para el uso efectivo y responsable del sistema financiero; uso de innovaciones tecnológicas para la inclusión financiera; desarrollo de la infraestructura financiera en áreas no cubiertas; mayor acceso y uso de los servicios financieros formales entre la población excluida; mayor confianza en el sistema financiero a través de mecanismos de protección del consumidor; y generación de datos y mediciones para evaluar los esfuerzos de inclusión financiera. Su propósito es lograr un sistema financiero inclusivo capaz de ofrecer oportunidades a la gente y de luchar contra la informalidad y la ilegalidad a través de la educación y atención a grupos vulnerables.

Actualmente, existen 476 municipios que no cuentan con algún tipo de infraestructura financiera, es decir casi 20% de los municipios del país. En el México rural, hay muchas personas que tienen la necesidad de desplazarse por horas hasta llegar a algún establecimiento que cuente con posibilidades de realizar operaciones financieras, como cobrar sus remesas. La apertura de cuentas de ahorros a estos segmentos de la población se convierte en el eje que les permitirá acceder a todo tipo de servicios financieros en forma más práctica, económica y segura. También podrían recibir programas de apoyo gubernamental, eliminando intermediarios y ofreciendo mayor transparencia en el uso de recursos públicos. Pero, sobre todo, una cuenta de ahorro permite construir un historial de pago para acceder a crédito en condiciones de mayor estabilidad y en mejores términos. También se puede acceder con las mismas a seguros, micro seguros o construir esquemas de autoseguro.

Ejemplo de una buena inclusión financiera, es la que ha llevado a cabo Kenia, país que ha revolucionado los pagos móviles. Cuentan con una aplicación llamada M-Pesa, usada por 93% de su población y en la cual es procesado 48.76% del porcentaje del PIB de la nación.

El Banco de México (Banxico) ha dado a conocer la plataforma Cobro Digital (CoDI), cuya entrada en operación es el 30 de septiembre. Por ahora se está probando el piloto en Tulancingo, Hgo., Progreso, Yuc. y La Paz, B.C. Por lo que ya serán una realidad los pagos móviles en el país mediante el código QR. Se pretende convertir a CoDI en una plataforma tecnológica que promueva una mayor inclusión financiera y mayores oportunidades de desarrollo para la población. Esta modalidad permite a los usuarios finales realizar pagos electrónicos en segundos de forma económica, con los más altos estándares de seguridad y garantizando la protección de los recursos financieros. Mientras a los comercios, les permitirá la liquidación de sus pagos en tiempo real, evitando tiempos de espera para recibir el dinero.

El reto de la inclusión financiera en México no está limitado solo a incrementar la accesibilidad de la oferta, sino también en educar a la demanda. Necesitamos urgentemente que nuestro sistema educativo incluya de manera obligatoria en los planes de estudio las materias de finanzas personales, así como equidad de género en el sistema financiero. La falta de inclusión que persiste hacia los servicios financieros inhibe a las mujeres a ejercer un mayor control de sus recursos, a emprender nuevos proyectos o negocios y representa un freno para el empoderamiento económico de México.

"La gran artista mexicana Frida Kahlo dijo una vez: "Al final del día, podemos aguantar mucho más de lo que pensamos que podemos". Quisiera añadir que al romper la soledad de la pobreza, podemos cosechar mucho más de lo que pensamos que podemos", finalizó Christine Lagarde durante su visita al país en mayo del 2019.

@GamboaSofia

"¿Pero ¿cómo vencemos la soledad de la pobreza? Lo hacemos construyendo una economía inclusiva, y ampliando el acceso a los servicios financieros". — Christine Lagarde, ex Directora General Fondo Monetario Internacional

RELACIONADAS

Singularidad económica

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry