Editoriales
ARLENE CONTRERAS
mar 22 oct 2019, 7:00am 5 de 7

México rojo, responsabilidad de todos...



Desde Otro Ángulo

No fue Irak, ni Siria; fue una ciudad vecina a la nuestra, a tan sólo unos kilómetros de aquí, de nuestro Durango; un estado mexicano, que ardió en llamas y fue atacado, por horas, con lluvias de balas y explosiones de gran potencia, por varios frentes, que dejó como saldo decenas de pérdidas de vidas, la fuga de 49 reos y el terror de miles de habitantes, que se trasladó a todo nuestro país.

El 17 de octubre quedará para historia como un jueves negro, dramático y desolado, no sólo para los habitantes de Culiacán, Sinaloa, sino para todos los mexicanos que nos sentimos indefensos y lastimados.

Hubo consecuencias graves, estragos y momentos que permanecerán en la memoria colectiva. Familias que se quedan con el luto y el dolor por la muerte de un ser querido que sólo circulaba por una de las calles donde se presentaron las balaceras. Familiares de militares que fueron amenazados de forma directa en su propio hogar. Y el riesgo de muerte para infinidad de habitantes.

Los más injusto fue el que niños de edad tan corta sufrieran esas escenas, cómo poder comprender el pánico que vivieron por acontecimientos más que terroríficos.

Esta fatal circunstancia que enmarca nuestro país, en la que cada vez la miseria humana se hace latente, sin un ápice de misericordia ante la vida, es un fenómeno social en el que TODOS somos responsables.

Y resulta más que asombroso observar videos que circularon en redes sociales que muestran cómo destrozan el cuerpo de un ser humano, sin ningún tipo de sensatez.

Ante ello, urge hacer la diferencia, entre todos, sociedad y gobierno. Apremia la necesidad de una generación excepcional que realice las cosas de forma extraordinaria, que construya un muro de contención a lo que hoy estamos viviendo y que pareciera imparable.

Necesitamos una nueva generación con bases distintas, que podamos formar desde la familia, con un código de ética integrado por valores y convicciones sólidas y espirituales, convencida por la defensa de la vida, de la integridad y la honestidad.

Necesitamos una nueva generación que emprenda una agenda excepcional, de servicio a los demás, consiente de no hacer daño a nadie.

Necesitamos esa nueva generación de profesionistas con una verdadera vocación, no listos para ganar dinero, poder o estatus; no con la ambición de seguir prototipos que hoy tanto lastiman nuestra sociedad; sino jóvenes con preparación para emprender acciones orientadas al verdadero servicio de la sociedad.

Más allá de los actos ilegales que se cometieron, en un operativo que fue mal instruido y ejecutado, y más allá de considerar si el presidente Andrés Manuel López Obrador tomó la mejor decisión o no, de dejar libre a Ovidio Guzmán López, necesitamos esa nueva generación excepcional que se levante, transforme y evolucione nuestro entorno y frene lo que hoy estamos viviendo, de lo que todos somos responsables.

@ArlnContreras

RELACIONADAS

Desde otro Ángulo

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry