editoriales / Aleatoria

A favor de ella o el estado de la laguna

VÍCTOR HUGO CASTAÑEDA SOTO

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
A favor de ella o el estado de la laguna

En días pasados, en gira de trabajo por la Comarca Lagunera, el Diputado Federal, aun Morenista, Don Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, en reunión con empresarios, políticos, estudiantes, estudiosos, ninis y uno que otro periodista, resucito el añejo y anhelando tema relacionado con la creación del Estado de la Nueva Laguna (ELLA) o Estado 33, mismo que surgiría de la secesión de diversos municipios del Estado de Coahuila y de Durango.

Obvio, la intervención del nonagenario y dipsómano Diputado Federal reavivo pasiones y despertó el caldeado debate entre la clase política, pues, así como hay un buen número de simpatizantes que añoran liberarse de Durango y de Coahuila, también hay quienes acusan a los primeros de ser pecadores cesionistas, apátridas y toda clase de insultos, igual o superiores a los que lanzan los chairos.

Obvio decir que los primeros que están en contra de la creación del nuevo Estado de la Laguna, son las cúpulas políticas de los Estados que aportarían el territorio y municipios y por los motivos que ahora aducen y que son distantes a los dichos en aquellas largas y exhaustivas jornadas electorales.

El avispado, atribulado y cabizbajo Diputado Federal, Don Porfirio (otrora Jefe nacional del PRI y del PRD), fiel a su estilo de desatar toda clase de tempestades para seguir siendo el centro del universo, de la clase política y de los administradores de la 4T, (aunque Marcelino no le deja muchos reflectores) dio elementos jurídicos suficientes para erigir el nuevo Estado, pero también para NO generarlo, en todo caso, solo alboroto el avispero, para luego recoger su roído saco y emprender la fuga, dejando la víbora chillando.

Entre los argumentos esgrimidos por el Diputado Muñoz Ledo, para la creación del Estado de la Laguna, los fundamento en el contenido de la fracción tercera del artículo 73 de la Constitución General de la República, a saber; la aprobación de las legislaturas locales, de los Estados de Coahuila y Durango, contar con un mínimo de 120 mil habitantes (esta cantidad se rebasa en mucho), el voto favorable de por lo menos 21 Congresos Estatales, el voto (mayoría calificada) de los integrantes de las Cámaras de Diputados y Senadores del H. Congreso de la Unión y por supuesto el voto sagrado de nuestro Tlatoani mayor, Don Andrés Manuel López Obrador, quien con su dedito o con una consulta a mano alzada de los Chairos, nos dirá si procede o no la creación de este viejo y justificado anhelo.

Los municipios que integrarían el "Estado de la Laguna" son 20. Por Durango; Lerdo, Gómez Palacio, Tlahualilo, San Pedro del Gallo, San Luis del Cordero, Rodeo, Mapimí, Nazas, Cuencame, Santa Clara, Simón Bolívar, Indé, Villa Hidalgo, y San Juan de Guadalupe. Por Coahuila, los municipios de Matamoros, Francisco I. Madero, Parras de la Fuente, San Pedro de las Colonias, Viesca y Torreón.

Es importante señalar que el grupo de laguneros que comanda este movimiento (empresarios y académicos) y el Grupo ELLA, encabezado por Don Pedro Luis Martin Bringas (Grupo Soriana, con un capital financiero superior a los 3,200 millones de Dólares), han manifestado que al día de hoy han recolectado poco más de 300 mil firmas que entregarán al Presidente de la República, a los Diputados de los Congreso Locales y a los integrantes del H. Congreso de la Unión, por lo que se declaran en pie de lucha, hasta lograr su legítimo propósito.

Es claro que Don Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, solo abordo las consideraciones jurídicas y legislativas, las cuales, por supuesto son harto complicadas, pero no imposibles de lograr, lo más difícil es cambiar la determinación negativa de la clase política, pues en ambas entidades federativas se arguyen elementos que van desde la simple descalificación, hasta las consideraciones de índole presupuestal, de producción y PIB, pues es evidente que la Laguna es más eficaz en la generación de bienes y servicios que las demás zonas de cada estado; y debe destacarse que la Laguna tiene más ventajas en todos los ámbitos; industrial, comercial y agrícola, por lo que de generarse el Estado de la Laguna tendría una autonomía estable.

Por otro lado, existe un importante número de ciudadanos de esta zona, que no solo se duelen del abandono total en que los tienen, debido a la gran distancia que existe entre algunos municipios de Durango y Coahuila con sus capitales estatales.

Además, en el Caso de Durango, existen municipios que difícilmente alcanzan los 3 mil habitantes como lo son; San Pedro del Gallo, San Luis del Cordero, Santa Clara, Simón Bolívar, por citar algunos y que están en el abandono total y muchos de sus trámites legales y educativos, los tienen que realizar en la capital del Estado, la cual les queda extremadamente lejos. Además de que la inversión pública en esos municipios es mínima o inexistente, la migración es impresionante y cada día son más pueblos fantasmas.

Mismo caso ocurre en algunos Municipios de Coahuila, lejanos y olvidados de Saltillo y sólo ven como se fortalece al Municipios de Torreón y se descobija a otros. Destacando que Torreón se cuece aparte, pues le encantaría ser la capital del Estado de Coahuila y como no lo será, podría ser la Capital del Estado de la Laguna (ELLA).

Soy de la convicción de que el nacimiento de una nueva entidad federativa es benéfico para México y para miles de Ciudadanos y no puede verse, en modo alguno, como una traición, por el contrario, es darles la oportunidad a muchos municipios de consolidarse económica y políticamente y dar más y mejores oportunidades a sus pobladores.

Estoy a favor de la creación del Estado de la Laguna y fundo mi proceder en lo escrito y en lo expuesto por nuestro Diputado Federal Panista, Don Carlos Bracho González, quien en 2007 presento, por tercera vez, la iniciativa para la creación de esta nueva entidad federativa.

Es necesario abrir el debate, es necesario escuchar las diversas voces y no cerrarse, ni imponer criterios contrarios al sentir ciudadano.

Vota por ELLA, no por ellos...

A favor de ella o el estado de la laguna
VÍCTOR HUGO CASTAÑEDA SOTO. (ARCHIVO)