Finanzas
AGENCIAS
lun 29 jun 2020, 12:18pm 6 de 6

Renuevan a la SUV más vendida: Honda CR-V

El juego de faros delanteros y traseros sufre modificaciones que, aunque sutiles, son identificables contra las anteriores versiones de la unidad. (ESPECIAL)


Las innovaciones son lo suficientemente ligeras como para mantener identidad del vehículo

En la industria automotriz pocos modelos gozan del privilegio de ser el referente inmediato de su propio segmento. En el caso de las SUVs compactas, la Honda CR-V es el modelo que representa de mejor manera la idea de un vehículo de altura elevada, amplio espacio para pasajeros y carga, y un alto nivel de equipamiento de seguridad. No en vano, en los pasados cinco años ha encabezado la lista de las camionetas familiares más vendidas en México.

Este año la marca japonesa ha decidido renovar un poco su aspecto exterior e interior para consolidar su liderazgo. Y, en aras de saber por qué es la reina de este peleado segmento, la evaluamos a profundidad.

LAS NUEVAS FORMAS

Al analizar el aspecto de la Honda CR-V, podemos darnos cuenta de por qué gusta tanto al público en general: no toma ningún riesgo innecesario y ninguno de sus componentes es demasiado atrevido, so pena de perder fans. Esto no quiere decir que carezca de personalidad. De hecho, los cambios para la versión año modelo 2020 son bastante distinguibles contra el ejemplar que reemplaza. Entre ellos, el más notable es la fascia, la cual tiene bordes más abultados. Su diseño le brinda un aspecto de bloque sin separaciones que le sienta muy bien.

El juego de faros delanteros y traseros sufre modificaciones que, aunque sutiles, son identificables contra las anteriores versiones de la CR-V. Las salidas de escape también fueron sometidas a una cirugía estética y le brindan una apariencia de un producto más elegante. En pocas palabras las innovaciones en el diseño son lo suficientemente ligeras como para mantener la bien ganada identidad de la CR-V, pero tienen la sustancia necesaria para que se pueda discernir entre ambas versiones.

Las alteraciones más apreciables están en el interior. Ahora hay materiales que, a todas luces, se ven y se sienten con mayor calidad y mejores acabados que en el modelo anterior. Desde el punto de vista tecnológico se suma la posibilidad de vincular los smartphones con las buscadas interfaces de Android Auto y Apple CarPlay, que compensan de manera solvente su ya atrasada plataforma de infoentretenimiento propia.

Sin embargo, todo parece indicar que no le importan mucho los detalles de equipamiento o los retoques estéticos a la enorme cantidad de clientes que ha ganado la CR-V a lo largo de 17 años en nuestro mercado: lo que ellos han encontrado en este producto es, esencialmente, un excelente aliado para llevar a su familia de modo seguro y práctico. Y, en ese sentido, la versión 2020 de nuevo lo logra con éxito.

UN BUEN DESEMPEÑO

Aun cuando sometimos su manejo a velocidades por encima de los 180 kilómetros por hora (uso no recomendado), la "superventas" de Honda se afianza al suelo como pocos modelos de este segmento y, más allá de eso, la cantidad de cosas que puede cargar (y las distintas maneras de hacerlo) es sorprendente para una SUV de esas dimensiones.

El propulsor turbocargado de 1.5 litros, además de ser eficiente para nuestras ambiciones de velocidad en carretera, resulta una de las opciones más destacadas en términos de ahorro de combustible, pues luego de una semana de manejo en entornos urbanos y de autopista, obtuvimos un promedio de consumo superior a los 9.3 kilómetros por litro.

Si hubiera un espacio a reprochar entre las sensaciones de manejo de la Honda CR-V 2020 podría ser la caja de velocidades automática, la cual no cuenta con modo manual de cambios, por lo cual tenemos que esperar a las transiciones entre las cuatro mil 500 y cinco mil revoluciones por minuto. Un poco desesperante, pero entendible en un vehículo de esta naturaleza.

En este segmento en particular los japoneses se han vuelto unos maestros de la versatilidad y del máximo aprovechamiento del espacio. En la Honda CR-V, este principio es extendido al máximo con un balance entre la comodidad de sus ocupantes y la practicidad de sus amplias áreas de carga.

Para esta renovación Honda pone a la venta tres versiones en nuestro país. Éstas se distinguen, exclusivamente, por el nivel de equipamiento, pues todas cuentan con el motor de 188 caballos de fuerza que tiene un empuje destacable en su segmento.

Este abanico de variantes comienza en 489 mil pesos; le sigue una opción (Turbo Plus) de 554 mil pesos; y, finalmente, el ejemplar tope de gama (Touring) tiene un costo de 589 mil pesos. Este catálogo coloca a la CR-V como una alternativa que se ubica entre las más económicas y las más costosas en el segmento de las SUVs compactas.

El juego de faros delanteros y traseros sufre modificaciones que, aunque sutiles, son identificables contra las anteriores versiones de la unidad. (ESPECIAL)
RELACIONADAS

AUTOS SUV HONDA CR-V

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2020. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry