Nacional / Aleatoria

Enfermeras Covid-19 necesitarán apoyo psicológico

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Enfermeras Covid-19  necesitarán apoyo psicológico

El personal médico que labora en las áreas Covid sabe que un descuido puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, razón por la cual han dejado la convivencia familiar en un segundo plano para no dañar a los que más quieren.

Las historias y muertes que han vivido y visto dentro de su zona de trabajo hacen que requieran apoyo psicológico.

Martha Alicia Saavedra es la responsable de las enfermeras en el área Covid del Seguro Social, Mayra Gabriela Reyes González es enfermera de la misma zona, al igual que Jessica Rodríguez Izáis, quienes platicaron con El Siglo de Durango sobre lo que ha sido vivir esta pandemia dentro de la zona más crítica de atención a pacientes infectados.

Jessica es joven, cumplió años el pasado viernes 3 de julio, no quiso decir su edad, pero este año no hubo festejo, no hubo el abrazo que todos los años le daba su madre a la que tiene tres meses sin poder ver.

"Yo guardo la cuarentena, trabajo, termino y me voy a mi casa a encerrarme, llego a casa, solo grito ya llegue, me meto a la regadera y me doy el tercer baño del día, me cambio y me duermo.

"Si antes dormía siete u ocho horas, hoy no sé si es por el cansancio o la depresión de no poder acercarme a nadie, pero duermo casi 10 horas, y no soy la única, a mis compañeras les pasa lo mismo", comentó.

Reconoció que el aislamiento que están asumiendo lo hacen para evitar contagiar a los que más quieren, pero a estas alturas ya les está perjudicando porque necesitan y requieren el abrazo o el estar con los suyos, la única distracción que tienen es el acudir a trabajar.

Mayra Gabriela Reyes González, también enfermera de la zona de combate Covid, señaló que a ella le afecta no poder llegar y abrazar a sus hijos de nueve y 15 años de edad.

"Es triste llegar, dejar los zapatos en la entrada y saludarlos de lejos, meterme a bañar y no poder abrazarlos, dormir, dormir mucho, como nunca antes y es triste porque mi niña es muy pegajosa conmigo y ahora no puede hacerlo y eso me parte el corazón en la casa", dijo.

Incluso, tanto ella como Jessica reconocieron que tienen prohibidas las visitas de familiares a la casa, Mayra reconoció que al principio sus hermanos se enojaron con ella por prohibirles las visitas, pero ahora se han dado cuenta que lo ha hecho por protegerlos.

"Si tenemos comunicación vía telefónica, pero no es igual", afirmó.

Del trato con los vecinos o de la sociedad que sabe que son enfermeras del IMSS, fue Martha Alicia la que señaló que lamentablemente cuando toma el taxi, le ha tocado en un par de veces un mismo chofer que en cuanto la ve pega su asiento lo más posible al volante, saca una toallita húmeda y limpia todo, "sí se siente feo ver como se alejan de uno y buscan estar lo más retirado posible".

Martha Alicia Saavedra, encargada del área Covid, dijo que si bien es cierto que el alejamiento de la familia está perjudicando a quienes trabajan en la zona de combate Covid, también está afectándoles lo que sucede dentro de esa zona a tal grado que ya se gestionó una plataforma de apoyo psicológico para el grupo de enfermeras, médicos especialistas y el personal de auxilio en la zona Covid.

UN PAR DE HISTORIAS

Unas semanas atrás, ingresó un hombre a la zona Covid del Seguro Social, tenía todos los síntomas por lo que se le hizo la prueba correspondiente y entró a hospitalización.

Los resultados tardaron tres días en llegar y fueron positivos.

El mismo día que se le dio a conocer el resultado de la prueba, ese mismo día ingresó la esposa del hombre, pero llegó en calidad de grave y aceptó el apoyo respiratorio por lo que la intubaron.

El esposo se agravó pero se negó al apoyo respiratorio por lo que no fue intubado "a mí no me hagan nada, yo no quiero", dijo.

Lamentablemente el hombre falleció a los seis días, la esposa no, pero nadie en la zona Covid le dijo a la esposa que su marido ya había fallecido y fue difícil para las enfermeras porque trataron a los dos y la mujer preguntaba mucho por su esposo y solo se le decía que seguía intubado.

Incluso la mujer fue dada de alta con apoyo de oxígeno manual y se les dijo a los hijos que buscaran un mejor momento para darle la notica, por lo delicado de su salud.

OTRA HISTORIA

A la casa de una mujer trabajadora llegó un cuñado que sin saberlo era positivo de Covid, lamentablemente contagió a la mamá de la trabajadora: la mujer fue trasladada de forma urgente al Hospital, pero ya su estado de salud era grave por lo que sufrió un paro respiratorio y falleció.

Una semana después el papá de la misma trabajadora se pone grave, también por Covid, y es trasladado de forma urgente a la clínica 1 del mismo Seguro Social.

La trabajadora llegó con su papá ya un poco agresiva, era la negación a lo que estaba viviendo otra vez porque una semana antes había perdido a su mamá.

Ella se puso a la defensiva y agresiva con el personal del Seguro Social, aunque era conocida del personal.

Lamentablemente el papá también falleció porque también se tardaron en llevarla al hospital.

Hoy, esta mujer trabajadora se encuentra aislada, ya no está trabajando porque es potencial portador del Covid por lo que sucedió con sus padres.

 LOS LLEVAN TARDE AL HOSPITAL

El mayor problema al que nos estamos enfrentando es que mucha gente no viene al seguro a los primeros síntomas. Por lo general piensan que es solo gripe o resfriado y no creen que pueda ser Covid, o de plano no cree en el virus.

"Lamentablemente ya traen a los familiares hasta que se ponen mal, hasta que ya están batallando para respirar y así es más difícil sacarlos adelante, muchos lo han logrado, pero muchos no", comentó Martha Alicia Saavedra.

El problema es que todas estas historias están afectando la salud mental de las enfermeras y médicos que están en la zona de combate Covid.

"Son como soldados de guerra, que están en el campo de batalla viendo como muchos mueren en sus manos", concluyó la encargada del área Covid.

Enfermeras Covid-19  necesitarán apoyo psicológico
. (ARCHIVO)