Nacional / Aleatoria

Campanas llaman a misa, otra vez

IGLESIAS TUVIERON QUE REINICIAR SUS ACTIVIDADES PRESENCIALES RESPETANDO LOS PROTOCOLOS ESTABLECIDOS

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Campanas llaman a misa, otra vez

Nuevamente, las campanas de las iglesias volvieron a sonar para llamar a misa, luego de que las celebraciones religiosas habían permanecido suspendidas por la emergencia sanitaria de Covid-19.

En el primer domingo de actividad presencial, los templos de todas las religiones tuvieron que respetar los protocolos para que se les permitiera recibir personas. En el caso de la iglesia católica, la Catedral de Durango lució semivacía ya que se acordonaron algunas bancas para que los asistentes respetaran la sana distancia, ya que el cupo máximo permitido es de 25 por ciento, además de que se tomó la temperatura al ingreso. No se permite el ingreso a niños y adultos mayores y tampoco se puede dar la mano al momento de la paz.

Presidió la misa de las 12:00 horas el Arzobispo Faustino Armendáriz Jiménez, quien expuso el evangelio correspondiente al XIV domingo ordinario, de Mateo 11, 25-30.

En su intervención, destacó que la misa se puede seguir tanto de manera presencial, como desde la casa, como lo hicieron la mayoría de los fieles.

Expuso que la rutina, las mortificaciones, el trabajo, además de los vacíos, los apegos y los vicios pesan a las personas, por lo que deben buscar la espiritualidad.

"Como podemos ver, estos versículos contienen un dinamismo muy curioso: el Padre revela al Hijo, el Hijo revela al Padre, pero el gran beneficiado es el hombre que acoge esa revelación; se ve libre de una imagen legalista, dura, agobiante, de Dios y de la religión. Su piedad, al hacerse más divina, se hace más humana".

"Terminemos nuestra reflexión con estas palabras que dan confianza: Vengan a mí, todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Dios abraza y acoge a todos, y lo ratifican estas palabras alentadoras de Jesús, que nos invitan a dar un paso que puede ser decisivo en quien camina por la vida, con los lastres que producen la ausencia de Dios en la vida del hombre y que le amargan su existencia. Dios nos ayude a descubrir en Jesús a su Enviado, para que podamos experimentar el alivio, la paz, la libertad y la plenitud que nos ofrece".

Campanas llaman a misa, otra vez
IGLESIAS TUVIERON QUE REINICIAR SUS ACTIVIDADES PRESENCIALES RESPETANDO LOS PROTOCOLOS ESTABLECIDOS. (ARCHIVO)