Durango

San Agustín

Covid-19 deja a San Agustín sin romería

Condiciones. Este año se celebrará el Día de San Agustín sin el tradicional mariachi y sin romería, por causa de la contingencia sanitaria.

Condiciones. Este año se celebrará el Día de San Agustín sin el tradicional mariachi y sin romería, por causa de la contingencia sanitaria.

DANIEL ESTRADA

Sin mariachis y sin kermés; así se conmemorará este año en Durango al santo más grande de los Padres de la Iglesia Católica.

La celebración de San Agustín, cada 28 de agosto, históricamente ha sido de las más bulliciosas en esta ciudad.

Cada año, en el templo de San Agustín, ubicado en la avenida 20 de Noviembre, de frente a la calle Hidalgo, se lleva a cabo una romería con venta de todo tipo de antojitos mexicanos.

El día inicia con mariachis, transcurre con una serie de misas especiales, sin que falte la tradicional quema de pólvora y a veces hasta festivales se hacen.

Este 2020, a causa de la contingencia por la pandemia del Covid-19, será muy diferente, pues no se instalarán los puestos alrededor del templo y se evitarán las aglomeraciones.

La Arquidiócesis convocó a seguir la transmisión de la Eucaristía, celebrada en honor a este santo a las 12:00 del día, a través de su página oficial de Facebook.

La Iglesia Católica describe a San Agustín como uno de los más eminentes doctores de la Iglesia occidental, nacido en el año 354 en Tagaste (actualmente Argelia).

Santa Mónica, fue su madre, quien, al enviudar, consagró a Dios totalmente la conversión de su hijo Agustín.

Lo primero que enseñó a su hijo fue a orar y estar cerca del catolicismo, pero luego de que Agustín creció, ella sufría al ver como su hijo iba apartándose de la vida cristiana.

Aun así, ella noche y día entre lágrimas, oraba por su conversión. Entre los 15 y los 30 años vivió con una mujer cartaginesa, con quien tuvo un hijo llamado Adeodatus.

Después de muchos años, fue hasta los 33 años de edad cuando recibe el bautismo. Su madre feliz de tan alegre noticia, se trasladó a Italia para estar cerca de él, pero como ya había obtenido de Dios lo que más anhelaba en esta vida ya podía morir tranquila.

Regresó al norte de África, fue ordenado sacerdote y posteriormente fue consagrado Obispo de Hipona a los 41 años, cargo que ocuparía hasta su muerte.

Murió el 28 de agosto de 430, a los 72 años de edad, de los cuales había pasado casi 40 consagrado al servicio de Dios.

Escrito en: san agustin Romería San Agustín hijo, Agustín, Iglesia, cerca

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Durango

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas