Deportes
VÍCTOR DUARTE
mar 20 feb 2018, 4:30pm 19 de 35

Barcelona rescata empate ante Chelsea

Messi logró domar por fin a su 'bestia negra' y marcó un gol.


A cada balón que recibía, tenía delante a Kanté y a Pedro. Cada intento de conexión con Luis Suárez era infructuoso. Y sus acciones individuales, tan requeridas en estos choques, eran aisladas. Pero su genialidad y su aparición en momentos clave propició que la maldición de Stamford Bridge desapareciera para siempre.

Otra vez volvió el Chelsea a cruzarse en el camino de los blaugranas, y esta vez Messi sí consiguió cruzar 'The Bridge'.

Han pasado ya casi 12 años desde que Messi estrellase un balón en la cruceta del recinto 'blue'. Fue el 22 de febrero de 2006, en un partido que el Barcelona se terminaría llevando por 1-2 gracias a los goles de John Terry en propia puerta y de Samuel Eto'o de cabeza.

Han pasado ya 12 años, pero ese disparo al palo, junto al penalti que no transformó en 2012, rondaba en la cabeza de Messi, que en ocho enfrentamientos con el Chelsea había sido incapaz de acribillar las redes una sola vez.

No anotó en las eliminatorias de 2006, ni en los partidos de la temporada 2006/2007 en la fase de grupos, ni en los choques de 2009 ni en las semifinales de 2012, cuando el Barcelona se quedó a un paso de pelear en Münich por la Liga de Campeones.

Y hubo que esperar 75 minutos en el choque de este martes para que al final probara el sabor de las redes del templo 'Blue'.

Durante la primera parte se mostró como un volcán a punto de erupcionar. Puede que no ocurra, pero sí lo consigue, dejará huella.

Recibió varias veces en tres cuartos de cancha. Intentó encarar y deshojar la poblada defensa 'Blue'. Probó a conectar con Andrés Iniesta, a medir el aguante de César Azpilicueta y de Antonio Rüdiger, y de salir de la telaraña que montó Kanté en el centro del campo.

La realidad insistía en que era uno de esos días en los que Messi, por mucho que lo intentase, no lo conseguiría. Aunque siempre revoloteara en el aire la idea de que aprovechase una jugada aislada, un resquicio en la muralla de Antonio Conte, para pintar de magia un partido gris de los blaugranas, que si no hubiera sido por los palos salvadores en los disparos de Willian, se hubiera teñido de negro.

Porque el 1-0 en contra no dejó en la UVI al Barcelona, solo lo suficientemente tocado para que Messi lo rehabilitase. En un error de la defensa del Chelsea, recibió un pase dentro del área y, de primeras, batió a Thibaut Courtois.

Su estreno en Stamford Bridge, la primera vez que cruza el puente de Fulham Road y la confirmación de que aquella escuadra en 2006 y el penalti en 2012 solo fueron accidentes aislados.

Ahora el argentino tratará de rematar en el Camp Nou. Las primeras veces son las más difíciles, ahora, sin la presión inicial, podrá disfrutar más de aquel preciado tesoro que ha tardado en lograr casi 12 años.

Messi logró domar por fin a su 'bestia negra' y marcó un gol.
RELACIONADAS

Chelsea Barcelona Champions League

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry