Durango
EL SIGLO DE DURANGO
lun 4 jun 2018, 8:37am 9 de 23

Un café con... Verónica Terrones

Verónica Terrones reconoce que ahora la gente prefiere perfiles ciudadanos. "En estos tiempos no ser política es una ventaja", expresa. (EL SIGLO DE DURANGO)


Candidata a diputada local por el IV Distrito.

Como comunicadora y periodista, Verónica Terrones siempre tuvo la convicción de ser un instrumento de enlace entre la sociedad y la autoridad. Ahora pretende encabezar esas voces ciudadanas desde un espacio que exige ser dignificado y transparente.

Periodista, madre de familia y esposa, asume un nuevo reto tras una evolución que la llevó desde la radio, televisión, oficina de prensa y ahora como candidata a diputada local por el IV Distrito.

En entrevista con El Siglo de Durango, la periodista duranguense se muestra convencida de la fortaleza de su perfil ciudadano, en especial por el hartazgo social hacia los políticos sin ética.

¿Cómo fue esa transición de servir a la sociedad desde un noticiero, hasta querer servir desde una curul?

"Inició hace varios años con esa sensación de que los medios de comunicación somos contrapeso del poder público. Conocer historias donde contabas los problemas y se resolvían, a veces de forma más que de fondo; problemas cotidianos de una familia, pero no de varias.

Cuando se da el cambio se me da la oportunidad de sumarme a él y constatar que los esfuerzos fueran importantes para la sociedad, ya no de forma sino de fondo. Comienzo un proceso de insatisfacción que compartía con muchos ciudadanos.

Cuando el Doctor (José Rosas) Aispuro me invita, sabía que no iba a ser fácil. Después del autoritarismo que también sufrimos los medios de comunicación, podría verificar que el cambio fuera real. No hubo mayor pretensión que contar la historia, pero ahora desde adentro.

Pero hacía falta más. Si tanto nos molesta como ciudadanos la forma en que se conduce la clase política, era tiempo de que los ciudadanos empezáramos a entrar a la política. Este país lo dictan los partidos políticos. Si no nos gusta cómo lo hacen es momento de entrar y dar un extra.

Creer en la fuerza de una persona respaldada por los ciudadanos es un buen motor para buscar un cambio más cercano".

¿Cuáles serían tus propuestas encaminadas a lograr ese objetivo?

"El IV Distrito tiene seis mil kilómetros cuadrados, 27 mil 151 casas, de ellas un alto porcentaje no tiene escrituras, muchos asentamientos humanos son producto de invasiones, otros irregulares o de compra-venta entre ejidatarios y particulares que nunca se terminaron de concretar.

Para una persona que gana 700 pesos a la semana jamás podrá regularizar su vivienda; un notario público cobra de 22 mil a 40 mil pesos. Una de las propuestas es la Notaría Social, como una respuesta inmediata a un problema social grave: la incertidumbre jurídica en la vivienda.

Otra es el servicio social obligatorio para jóvenes pasantes de las universidades, aplicable para todas las ramas. Que, por ejemplo, ingenieros y arquitectos, crearan proyectos accesibles para cualquier persona que quiera construir una casa pero no pueda pagar a un profesional.

Tenemos pasantes de Psicología que podrían estar seis meses de servicio social en escuelas. El gran reto es vincular a la academia con el sector productivo y sobre todo a los sectores más marginados.

Otra propuesta es impulsar las energías limpias, renovables. Necesitamos un marco jurídico para potenciar la energía renovable y tener beneficios de los niveles de radiación que registra Durango.

Las empresas españolas ya están invirtiendo aquí. Durango será un referente nacional en energía limpia, pero no hay un marco jurídico.

Otra más es la fiscalización del Congreso del Estado, ya que es el único ente público donde los diputados no tienen que comprobar viáticos, dietas, gastos médicos y otros beneficios. Tenemos que modificar su Ley Orgánica para imponer las mismas reglas del juego que tienen los ciudadanos.

Todas las empresas beneficiarias o destinatarias de recursos públicos, sindicatos y entes gubernamentales tienen reglas claras de comprobación. Si los diputados son representantes de una fracción de ciudadanos agrupada en un distrito, por qué no rinden cuentas".

En ese sentido, ¿cómo dignificar esa imagen del diputado?

"Los referentes sociales de un diputado son que no trabaja, que no regresa a su distrito y que gana muy bien; ¿cómo modificar eso? Trabajando, regresando y manteniéndote en los compromisos. Es la única manera de dignificar, sólo así vas a convencer.

Ahora puedes decir muchas promesas, pero son tantas las incumplidas que ahora vale más decirle a los ciudadanos: no te vengo a prometer nada, vengo a trabajar; eso es mucho más valioso que un discurso de 40 cuartillas.

Las reglas políticas y los tiempos políticos son otros, hay que embonar los tiempos políticos y las exigencias de la sociedad, ya no se puede tomar tan a la ligera".

¿Qué te distingue de ser candidata ciudadana a ser candidato político?

"Cuando ya fueron diputados en otras legislaturas y te piden nuevamente el voto, ya tienes un parámetro de qué tanto trabajaron.

Cuando has tenido la fortuna de mostrar tu trabajo en un escaparate tan público como en los medios de comunicación, también cuenta.

A mí me ha ido muy bien en la respuesta de los ciudadanos, te abren la puerta de su casa, de alguna manera no te ven tan política. Esa es una gran fortaleza, porque ya evaluaron tu trabajo. En estos tiempos no ser política es una ventaja".

¿Qué te motivo a incursionar en la política?

"Esa insatisfacción de decir: el cambio está dado, hay muchas cosas que han cambiado, pero podríamos hacer el doble y en menos tiempo.

Es esa convicción de decir que si el cambio no va en serio yo me regreso, pero cuando llegas y te das cuenta que todo está empantanado, con tantas inercias por romper, descartas regresarte y agregas una cuota adicional a lo que puedas aportar para que esto camine a otra velocidad.

El lema "Ni un paso atrás" lo siento perfecto. Durango ya vivió un régimen 88 años, no quiero que dé un paso atrás".

Cambio de rumbo

Expectativa: Verónica Terrones afirma que es tiempo de que los ciudadanos incursionen en la política. "Si no convence cómo dirigen los partidos políticos al país, es momento de entrar y dar un extra".

Verónica Terrones reconoce que ahora la gente prefiere perfiles ciudadanos. "En estos tiempos no ser política es una ventaja", expresa. (EL SIGLO DE DURANGO)
RELACIONADAS

VERÓNICA TERRONES Un cafe con...

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry