Nacional
AGENCIAS
jue 14 jun 2018, 1:39pm 9 de 38

Empresarios alzan la voz ante violencia

Preocupación. Gustavo De Hoyos (Cen.), presidente de Coparmex, advirtió de la gravedad de la situación para los empresarios. (TWITTER / @gdehoyoswalther)


GUSTAVO DE HOYOS EXIGE A AUTORIDADES RESULTADOS O QUE RENUNCIEN

Frente al acecho del crimen organizado y el abandono de la seguridad por parte de gobiernos estatales y municipales, empresarios y autoridades federales preparan un "plan puntual" para enfrentar los hechos criminales que afectan la operación de las empresas y a sus trabajadores.

Así lo informó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, al expresar la preocupación de los empresarios del país por los hechos delictivos que acosan a las empresas y su indignación frente a la falta de acciones de los gobiernos locales.

En conferencia de prensa informó que este martes hubo una reunión de empresarios afectados por acciones del crimen con "altos mandos" de la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Policía Federal, en el marco del Consejo Nacional de Seguridad, para afinar un plan de acción.

Con ellos, dijo, "acordamos un plan puntual, general y específico con cada una de las empresas que se han visto afectadas" por las acciones del crimen organizado, que "han tocado la fibra más sensible de las empresas que es la seguridad de sus trabajadores".

Más que el riesgo patrimonial, afirmó, la razón de que algunas empresas en el país decidieran cerrar operaciones es que "ha habido riesgo personal y en algunos casos eventos fatales con sus trabajadores".

De Hoyos habló incluso de "territorios prácticamente coptados por la delincuencia organizada". De allí su urgencia de hacer un llamado a las autoridades para recuperar estas zonas, especialmente a los gobiernos estatales y locales que "han bajado la cortina", dijo, frente a los problemas de seguridad.

"Estamos profundamente indignados con muchos gobiernos estatales y municipales que son cómplices pasivos" al permitir la operación de los grupos criminales, dijo el presidente de Coparmex.

A esas autoridades locales les advirtió: "Si no están dispuestos, gobernadores o alcaldes, a enfrentar la inseguridad que se vayan a su casa porque no alcanza con el esfuerzo del gobierno federal, que tiene que mejorar, pero que mal que bien lo vemos comprometido con esas regiones".

El líder patronal advirtió que a los empresarios nada les preocupa tanto como la seguridad. "Es una problemática que, de ser una enfermedad, se ha convertido paulatinamente en una epidemia y hoy tiene tamaños de pandemia".

En entrevista dijo que una de las acciones a seguir es evitar que los grupos delictivos se sigan asentando y amedrentando a las empresas, porque hay casos en los cuales incluso han querido posicionarse de rutas de distribución, cobrar derecho de piso y amenazado a los trabajadores.

"Han atentado contra la vida de choferes que tienen a su cargo el reparto y amedrentado a directivos", dijo.

De Hoyos destacó eventos de alto impacto que han ocurrido en el país, como los asaltos a trenes y autotransportes y advirtió de la gravedad de la situación para los empresarios. "No hay medida más extrema que cerrar operaciones y, en algunos casos, liquidar a los trabajadores y trasladar los equipos a otro sitio debido a los cobros de piso y las amenazas", dijo.

En lo que va del año dos embotelladoras -Coca Cola Femsa y Grupo GEPP que distribuye la marca PepsiCo en México- cerraron sus centros de distribución en el municipio de Altamirano, en Guerrero, por hechos de violencia contra trabajadores.

En mayo pasado, por los mismos motivos la canadiense Pan American Silver Corporation dejó de operar la Mina de Dolores, ubicada en Chihuahua, y en ese mismo mes Grupo Lala cerró su centro de distribución en Ciudad Mante, Tamaulipas.

En este caso la empresa reactivó sus operaciones luego de acuerdos con las autoridades para reforzar la seguridad.

De Hoyos participó este miércoles en la Declaración del Compromiso Social de los Empresarios, en la que estuvo acompañado de José Medina Mora Icaza, vicepresidente nacional de Coparmex; Manuel Fitzmaurice Castro, presidente de la Confederación USEM, y Jorge Villalobos, presidente ejecutivo de Cemefi.

Allí, Fitzmaurice destacó que la Responsabilidad Social Empresarial es una forma de gestión que llega a ser un estilo de vida y "le da herramientas al empresario en un proceso de formación continua para tomar decisiones conscientes, congruentes y de largo plazo".

Explicó que la RSE le permite al empresario fundamentar sus decisiones en principios sociales universales, como la dignidad y la integridad de la persona, la solidaridad, la subsidiaridad, la participación, el destino universal de los bienes y el bien común.

Afirmó que la RSE es importante porque busca la transformación del mundo del trabajo para que este incida en el ámbito social y ambiental y para construir "un México más justo, más fraterno y solidario, digno del ser humano".

Pilares

La Declaración del Compromiso Social de los Empresarios está sustentada en ocho pilares de actuación:

⇒ Más y mejores empleos.

⇒ Sanidad fiscal y finanzas sanas

⇒ Seguridad para todos

⇒ Estado de derecho y combate a la corrupción y la impunidad

⇒ Educación de calidad e innovación

Preocupación. Gustavo De Hoyos (Cen.), presidente de Coparmex, advirtió de la gravedad de la situación para los empresarios. (TWITTER / @gdehoyoswalther)
RELACIONADAS

inseguridad mexico VIOLENCIA MEXICO empresarios mexicanos

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry