Kiosko / Aleatoria.

Khloé Kardashian comparte sus dificultades con la fecundación in vitro

Se sincera en el nuevo capítulo de la temporada final de Keeping up with the Kardashians

EL UNIVERSAL, , actualizada 14:04 🕚

Entre sueños de hacer más grande a la familia y exámenes por aprobar en medio de la pandemia se desarrolla el nuevo episodio de la última temporada del reality Keeping up with the Kardashians. 

El final de la serie llegará a Latinoamérica el 27 de abril con el estreno de la temporada 20 por el canal E! Entertainment pero en el capítulo que ya pudo verse en Estados Unidos pasa de todo. 

La familia de socialités renta una casa en Malibú para pasar la temporada con la pandemia del COVID. A lo largo del capítulo vemos a Khloé Kardashian compartir sus dificultades con la Fecundación In Vitro pues ha decidido que quiere tener otro hijo como Tristan Thompson mediante este método. 

"Creo que estoy lista para hacer toda la onda del embarazo otra vez. Creo que va a funcionar", dice.

La empresaria relata que comenzó el proceso hace un par de años cuando congeló sus óvulos pero todo se complica.

"Los doctores dijeron que mis óvulos son muy frágiles o lo que sea. Recibí una llamada de mi doctor y él me informó que ninguno de mis óvulos sobrevivió el proceso del tiempo, los óvulos son muy delicados así que cuando los congelas hay una alta posibilidad de que no todos lleguen al proceso final. Eso lo sabía pero pensé que una buena parte iba a sobrevivir y luego seríamos capaces de tener algo de esperma pero por alguna razón ninguno fue lo suficientemente fuerte".

Para continuar con su intento de volver a ser madre Khloé relata que los doctores le sugirieron que Tristan la llevara a su cirugía y durante ella dejara una prueba (de esperma) para que luego sus "óvulos y su esperma sean mezclados instantáneamente así que nada tendría que ser congelado y así podríamos eliminar que cualquiera de mis óvulos se extinguieran".

Por fortuna, cuando todo parece en contra de la pareja llega un poco esperanza.

"El doctor me llamó para decirme que tengo tres embriones saludables, estos tres habían pasado la marca de los cinco días, lo que significa que están lo suficientemente sanos como para hacerles la prueba de cualquier anomalía y, con suerte, que todos estén sanos y perfectos para seguir adelante con el embarazo".

Además, en una plática íntima con su hermana Kim, la empresaria le plantea la posibilidad de recurrir a un embarazo subrogado como lo hizo ella.

Pero no todo es Khloé, otra de las preocupaciones de la familia es el examen de Kim en su camino para convertirse en abogado y para el que ha pasado más de diez horas al día estudiando.

Kim tuvo que hacer el examen llamado "baby bar" desde casa previniendo cualquier problema, por ejemplo el de ir al baño. La celebridad explica que si se levantaba para hacer del baño automáticamente la reprobarían así que hasta compró pañales por si acaso pero aclaró que no los necesitó, y es que la prueba duraría siete horas y tendría que hacer ensayos y contestar trescientas preguntas de opción múltiple.

"(Tuve que) instalar un software en mi computadora. No puedes ir a donde quieras durante el examen y tienes que estar en un cuarto vacío, tus ojos no pueden ver alrededor de la habitación porque ellos asumen que vas a hacer trampa."

En este capítulo todavía no se sabe el resultado pero la familia le organiza una fiesta esperando que apruebe.

Quienes también tienen sus confesiones son Kourtney Kardashian y su exScott Disick, quienes hablan de la ruptura de Scott con Sofia Richie.

Kiosko, Keeping Up With The Kardashians

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Kiosko