Nacional / Aleatoria.

Promotores de tren ocultaron información Imposible cumplir con plazos políticos: empresas

AGENCIAS / CIUDAD DE MÉXICO, , actualizada 11:50 🕚
Promotores de tren ocultaron información Imposible cumplir con plazos políticos: empresas

Los promotores del Tren Maya ocultaron información crítica del proyecto para solicitar su presupuesto. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) eliminó páginas del análisis costo-beneficio, que debe presentarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y que aconsejaban no construir el tramo 7 o Selva 2 por sus dificultades técnicas, sociales y ambientales.

El megaproyecto se divide en siete tramos y abarca mil 500 kilómetros de vías férreas en la península de Yucatán. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha advertido en diversas ocasiones que quiere dejar el Tren Maya funcionando a finales de 2023.

Entre las casi 7 mil 500 páginas de documentos y borradores que Price Waterhouse Coopers (PWC) entregó en 2019 al Fonatur, conseguidas vía transparencia, se observa cómo críticas y precisiones fueron eliminadas de los informes finales. El contrato, para la asesoría económico-financiera, fue una adjudicación directa de 32 millones de pesos.

En noviembre de 2019, PWC entregó una versión preliminar de este estudio a Fonatur; incluía un capítulo llamado "Alternativas de Trazo Analizadas". En la sección Xul-Ha a Escárcega, que abarca 250 kilómetros del Selva 2, cuatro páginas resumen que, "desde una perspectiva técnica, sería posible diseñar un pretrazo, pero con un gran costo, alto impacto ambiental y social, demasiado complejo para proyectar y construir".

El Selva 2 es el que más preocupa a ecologistas y científicos, que han advertido el desastre que podría traer a la zona y a su ecosistema. Con 287 kilómetros, es el más largo e irá de Bacalar a Escárcega, atravesando la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

Todo ese capítulo fue eliminado de la versión final del documento entregado a la Secretaría de Hacienda para aprobar el presupuesto del Tren Maya, es decir, se ocultó información fundamental sobre este tramo, que con 47 mil millones de pesos es casi la tercera parte de los 159 mil millones contemplados para las obras en los estudios de preinversión. El Selva 2 es uno de los que construirán los militares.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) indicó a PWC que "enfrentaron desafíos importantes al construir líneas eléctricas paralelas" a la carretera, "lo que genera dudas sobre la practicidad y capacidad de entrega de un ferrocarril".

Las edificaciones están muy cerca del derecho de vía y, al atravesar las poblaciones, causaría "enormes problemas y disrupciones en la comunidad".

En todo el tramo las pendientes son pronunciadas, lo que hace que no se pueda mover carga y para un tren de pasajeros "no sería posible seguir la línea eléctrica ni la carretera".

Esto traería "un riesgo importante para el proyecto, por la adquisición de tierras y los riesgos ambientales", sin que se garanticen velocidades superiores a los 60 kilómetros por hora.

La vía cortaría el acceso a las tierras de cultivo, al oeste de Xpujil, y al este se encuentran curvas cerradas que llevarían a grandes restricciones de velocidad o rectificaciones con impactos ambientales muy cercanos a la Reserva de Biósfera.

Fonatur dio 28 meses para completar las obras de los tramos uno, dos y tres del Tren Maya, pero 64% de las empresas consultadas dijeron necesitar 36 meses o más para terminar uno, mientras no haya ningún problema ni situación relacionada con posibles asuntos sociales, medioambientales o arqueológicos.

Mientras, desde la administración del proyecto presionan a las empresas constructoras para que avancen en las obras y poder dejar el Tren Maya funcionando cuando el Presidente finalice su mandato en 2024.

En junio de 2019, Fonatur, PWC y el resto de asesores del Tren Maya realizaron una serie de entrevistas con empresas para evaluar "las capacidades técnicas y de desarrollo del proyecto". En total hablaron con 37 compañías, 21 eran constructoras: "La mayoría se inclinó a un periodo de 36 meses para la construcción de un tramo de 250 kilómetros. Las empresas con más experiencia en construcción de vías férreas se inclinan por un plazo entre 36 y 48 meses", se lee en el informe sobre ese sondeo. "También, la mayoría consideró que 24 meses no es suficiente, ya que este plazo incluye la elaboración del proyecto ejecutivo, que tomaría de seis a 12 meses para realizarlo", se agrega. Además, señalan que "el plazo estimado es considerando, sólo si no existen retrasos causados por temas ambientales, sociales o de derecho de vía". Sin embargo, en las licitaciones de los tramos uno, dos y tres el plazo dado a las compañías para entregar la vía férrea construida es de 28 meses.

El tramo uno contempla los 228 kilómetros que separan Palenque de Escárcega; el dos son 235 kilómetros y va de Escárcega a Calkiní, y los 172 kilómetros del tres unirán Calkiní e Izamal, atravesando los suelos complejos y huecos de Yucatán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó una y otra vez a las empresas acelerar las obras. En diciembre de 2020, en una visita al tramo dos, del que se encarga Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, declaró: "Es una recomendación respetuosa a que se abran más tramos". En marzo de 2021, en su siguiente supervisión, volvió a pedir avances más rápidos: "Si nos atrasamos voy a estar cada dos meses, cada mes, cada 15 días", advirtió el mandatario federal. Es evidente que hay prisas por acabar el Tren Maya antes de dejar Palacio Nacional. En diciembre de 2018, López Obrador dijo que ese mes arrancaría la construcción. En febrero de 2019 prometió que la licitación saldría en marzo, y en junio garantizó que ese año comenzarían las obras.

En diciembre de ese año, el Jefe del Ejecutivo federal aseguró que habría obras en marzo de 2020. Entre abril y mayo de 2020 se adjudicaron los tramos uno, dos y tres del Tren Maya, inaugurando la obra física más de un mes después, sin dar tiempo para realizar un proyecto ejecutivo.

Promotores de tren ocultaron información Imposible cumplir con plazos políticos: empresas
El megaproyecto se divide en siete tramos y abarca mil 500 kilómetros de vías férreas en la península de Yucatán.

Nacional, Tren Maya

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nacional