internacional / Aleatoria

Fotografía genera indignación mundial

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Fotografía genera indignación mundial

Desde el Vaticano hasta el Congreso de Estados Unidos y los candidatos a la Casa Blanca, llovieron las expresiones de angustia, empatía e indignación por las fotografías de un migrante y su hijita que murieron ahogados mientras intentaban cruzar el río Bravo desde México para entrar a Estados Unidos sin autorización.

Las fotografías muestran los cuerpos de un hombre y su hija de casi 2 años tendidos boca abajo cerca de la orilla del río. El brazo de ella alrededor del cuello de él, un indicio de que se aferró a su padre en sus últimos momentos.

EXPRESA PAPA PESADUMBRE

El papa Francisco vio las fotografías y se sintió profundamente entristecido, informó un vocero del Vaticano.

"Con inmensa tristeza, el Santo Padre ha visto las imágenes del padre y su hija bebé que se ahogaron el río Bravo cuando trataban de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos", dijo el vocero interino Alessandro Gisotti en un comunicado.

Los principales demócratas del Congreso dijeron que esperaban que las fotografías despertaran la conciencia del gobierno de Trump y presionaran al presidente para que suavice sus esfuerzos para complicar a la gente a entrar a Estados Unidos. Un republicano dijo que las fotografías podrían hacer que el Congreso abordara la crisis en la frontera.

"No representa lo que somos como país. Tenemos obligaciones a la humanidad que se ignoran por completo", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, insinuó que Martínez y su hija quizás no hubieran muerto si Trump hubiera aceptado los esfuerzos demócratas para ayudar a los migrantes que huyen de países centroamericanos a entrar a Estados Unidos como refugiados.

La organización Amnistía Internacional (AI) dijo que las muertes de una niña y su padre reflejan las "fallidas políticas" de los presidentes de ambos países para parar el flujo migratorio.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó su "profunda conmoción" por la desgarradora imagen de los cadáveres de un migrante salvadoreño y su hija de 23 meses a orillas del río Bravo, en una tragedia que consideró "inaceptable".

Fotografía genera indignación mundial
. (ARCHIVO)