Salud

¿Cómo adaptar a los niños al horario del regreso a clases?

El sueño y el hambre juegan un papel muy importante a la hora de regular el sueño en los niños

Es necesario que los padres de los menores hagan lo posible para reajustar el reloj biológico de sus hijos y que no se vean perjudicados al momento que entren a las aulas escolares nuevamente.

Es necesario que los padres de los menores hagan lo posible para reajustar el reloj biológico de sus hijos y que no se vean perjudicados al momento que entren a las aulas escolares nuevamente.

EL SIGLO DE TORREÓN

Es probable que muchos niños se hayan desvelado como consecuencia de las vacaciones de Semana Santa debido a no tener la necesidad de respetar un horario para asistir a la escuela, sin embargo, conforme se han ido reduciendo los contagios por COVID-19 y se ha vacunado a la mayoría de la población contra el virus, varias escuelas han dado anunciado el regreso de clases con una totalidad presencial, por lo que aquellos alumnos que hayan modificado sus hábitos por las vacaciones o las clases de manera virtual puede que tengan problemas al momento de incorporarse nuevamente al sistema tradicional presencial de las escuelas.

Además de las vacaciones, el confinamiento por COVID-19 pudo haber alterado las rutinas de los niños en diferentes aspectos que van desde su horario de sueño, su actividad física, hasta su alimentación, ya que al no tener clases los pequeños se relajan y alargan el tiempo que dedican a sus actividades, ocasionando problemas de sueño, y uno de los principales causantes de ello es el abuso de las pantallas, ya sean de celulares, tabletas o televisores.

Debido a lo anterior, es necesario que los padres de los menores hagan lo posible para reajustar el reloj biológico de sus hijos y que no se vean perjudicados al momento que entren a las aulas escolares nuevamente. Por ello se listan las siguientes medidas que se recomiendan para adaptar a los infantes a los horarios escolares.

- Establecer un tiempo determinado para el sueño del niño.

- Evitar las actividades pasivas en las mañanas como el uso del celular o la televisión y sustituirlas por activas como correr o leer un libro.

- Implementar horarios fijos para la comida y evitar que el niño coma fuera de ellos.

- Evitar los alimentos que dan energías durante la noche como los refrescos y las golosinas.

- Restringirle al menor el uso del celular o exposición a pantallas a un tiempo limitado.

- Limitar el número de siestas durante el día.

- Brindar un espacio oscuro para que el menor pueda descansar satisfactoriamente.

Tanto el hambre como el sueño juegan un papel importante en el reloj biológico del menor, por lo que se debe sincronizarlos para facilitar al sistema del pequeño su correcto funcionamiento. Además se podrán ver reflejados otros beneficios como el estado de ánimo del infante al mismo tiempo que se mejora su ritmo cardíaco.

Escrito en: escuelas niños SUEÑO EDUCACIÓN Regreso a clases Salud tiempo, niños, clases, horario

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Salud

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas