Kiosko

Studio Ghibli en Concierto cautivó en el Teatro Nazas con sus clásicos

La produción enamoró a todos los laguneros

(FOTO: EL SIGLO DE TORREÓN)

(FOTO: EL SIGLO DE TORREÓN)

BEATRIZ BALDERAS

Personas de todas las edades se congregaron en el recinto del Teatro Nazas para disfrutar de un evento único en La Laguna, la presentación de los clásicos del estudio de animación japonés, Studio Ghibli.

Las películas de Studio Ghibli una vez más demostraron que son para todos los gustos, pues chicos y grandes poco a poco ocuparon sus asientos para disfrutar de las piezas musicales de sus clásicos totalmente en vivo.

El gusto por el anime se pudo apreciar desde la entrada del recinto, pues la venta de productos como llaveros o almohadas de personajes como el entrañable "Totoro" estaba presente.

Uno por uno los músicos fueron tomando sus lugares, portando en la cabeza un gorro de algunos de los característicos personajes de las películas de Ghibli, entre ellos el demonio de fuego "Calcifer" del filme El Increíble Castillo Vagabundo, el "Gato autobus" de Mi vecino Totoro y "Haku" en su forma dragón de la película El Viaje de Chihiro. 

Estos personajes ayudaron a construir el ambiente de la noche y una narradora disfrazada de algunas de las heroínas de las historias del estudio terminó por transportar a todos los espectadores a los mundos fantásticos retratados en los filmes.

Nausicaä fue la historia encargada de abrir el espectáculo con la narración de la película y algo de la explicación de su creación por la narradora vestida como la "Princesa Mononoke".

Uno de los clásicos favoritos de todos, La princesa Mononoke fue la siguiente de las historias de Ghibli en ser contada a través de la música. La narradora, ahora caracterizada como "Kiki", presentó la historia de la pequeña heroína repartidora. 

Cuando la pantalla proyectó el título de La Tumba de las luciérnagas, el público dejó salir de forma colectiva un ruido de queja, pues tal vez ésta sea la historia más triste de Studio Ghibli por la temática de dos hermanos sobreviviendo al lo último de la Segunda Guerra Mundial, con un final no feliz pero con un "soundtrack" hermoso. 

El Castillo en el cielo fue la siguiente historia para liberar algo de tensión, pues la descripción del "mítico Castillo de Laputa" causó la risa de los espectadores. 

Porco Rosso  y su "soundtrack" animado fue la antesala de las películas que todos estaban esperando, El Increíble Castillo Vagabundo, momento para el cual la narradora se caracterizó como la heroína de la historia, "Sophie" y el director del enigmático "Mago Howl". 

El viaje de Chihiro fue la siguiente y para la ocasión la narradora usó la característica vestimenta rosa de la pequeña "Chihiro", que tuvo que trabajar en una casa de baños para espíritus y conseguir la ayuda de "Haku" para volver a sus padres a la normalidad, pues se habían convertido en cerdos víctimas de una maldición. 

Una a una, las mágicas historias y la música de Studio Ghibli fueron los protagonistas de una noche en el Teatro Nazas.

Escrito en: Teatro Nazas pues, Studio, Ghibli, Castillo

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Kiosko

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas