regional / Aleatoria

En aumento la desertificación

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
En aumento la desertificación

Según estudios y opinión de expertos en la materia, a la fecha la desertificación en México es grave porque afecta a dos de cada tres hectáreas del territorio nacional, lo que disminuye la superficie agrícola y forestal, lo cual representa una pérdida económica de casi el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Las tres principales causas de la desertificación son el sobrepastoreo, la deforestación y las prácticas de una agricultura no sostenible. En síntesis, es un problema ambiental y socioeconómico de alcance mundial que exige especial atención; está íntimamente relacionada con la pérdida de biodiversidad y con el cambio climático que se potencian mutuamente.

 CONCIENTIZACIÓN

Con información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de la Red Mexicana de Esfuerzos contra la Desertificación y la Degradación de los Recursos Naturales (Riod-Mex) y dependencias de gobierno. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) emitió este miércoles datos nacionales sobre el tema, luego de que hoy 17 de junio se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y Sequía.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno Federal (Semarnat) sostiene que en el país existen alrededor de 120 millones de hectáreas afectadas por el citado fenómeno.

Los principales orígenes de lo anterior son la pérdida de la fertilidad, que se presenta en el 18 por ciento del territorio nacional; las erosiones hídricas, en el 12 por ciento, y las eólicas, en 11 por ciento, así como la salinización en 8 por ciento de las superficies de riego.

 ESPEFICACIÓN

No debe confundirse la desertificación con los desiertos mismos, que son ecosistemas en sí.

"La desertificación consiste en procesos de pérdida de fertilidad, de muerte de los suelos, de degradación y pérdida de fuentes de agua y vida animal y vegetal por la acción humana", explica Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA).

 DESIERTOS

En México, el desierto ocupa casi el 40% de su superficie, cubre la mayor parte del territorio de la península de Baja California, así como grandes extensiones de la planicie costera y las montañas bajas de Sonora, casi la totalidad del estado de Coahuila y Nuevo León, parte de Tamaulipas, la mayor parte de San Luis Potosí, la región noreste de Guanajuato, Aguascalientes y una gran porción de Querétaro, así como los estados de Hidalgo, Puebla y algo del territorio de Oaxaca.

Impera el desequilibrio ambiental

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 17 de junio como Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y Sequía, con objeto de sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de controlar la extensión del desierto, así como valorar y cuidar los recursos hídricos en los cinco continentes.

La desertificación fue definida por la ONU (1994) como el problema ambiental y de desarrollo más grave que vive la humanidad. Su avance produce sequía y empobrecimiento en todo el mundo. Según la definición del artículo 1 de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, la desertificación es "la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas".

Es decir que en esencia el problema surge de la desvinculación entre los recursos naturales y el sistema socio-económico que los explota, es ante todo un problema de desarrollo sostenible.

En aumento la desertificación
. (ARCHIVO)