nosotros / Aleatoria

La música, su inspiración

El duranguense Jorge Viladoms, se presentará en Nueva York, junto a la estrella del Ballet de la Ópera de París, Hervé Moreau y del violonista Charlie Siem.

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
La música, su inspiración

Feliz. Es la palabra que mejor describe el momento que atraviesa Jorge Viladoms Weber en su vida. El famoso pianista duranguense, ha sabido adaptar su profesión de concertista a la de profesor de piano del Conservatorio suizo de Lausanne y la de ayudar a los niños con su Fundación Crescendo con la Música.

Esa misma motivación por hacer lo que le gusta, lo lleva ahora a un nuevo proyecto. El próximo 3 de noviembre, ofrecerá el concierto/gala “Luz de Luna” en el Carnegie Hall de Nueva York, donde todo lo recaudado se destinará para su Fundación.

En entrevista para El Siglo de Durango, Viladoms explicó que es un proyecto en el que se une al de la estrella del Ballet de la Opera de París, Hervé Moreau y del violonista Charlie Siem.

Las coreografías de las piezas estarán a cargo de Benjamin Millepied, nuevo director de la Ópera de París y quien también tuvo a su cargo la coreografía de la multi premiada película “Cisne Negro”; así como del bailarín Jiri Bubenicek.

“Algunas piezas las tocaré yo solo, otras con el bailarín y unas más con el violinista”, añadió el duranguense.

El evento está apoyado por la Fundación Rockefeller Brothers Fund de Nueva York y después del concierto se hará una cena/gala a favor de la fundación.

Para Jorge Viladoms este proyecto es muy especial, ya que es algo que nunca había hecho y porque además, representa una experiencia muy enriquecedora. “Combinar las dos artes es muy interesante. Además de que es importante, que artistas mundialmente conocidos como el violoncelista Gautier Capuçon o el violinista Charlie Siem se unan a nosotros con este proyecto”.

LA MÚSICA PARA AYUDAR

Parte importante en la vida de Jorge Viladoms es su interés por ayudar. Es por eso que mediante su Fundación Crescendo con la Música, que arrancó como un proyecto piloto en una escuela ubicada en un lugar de bajos recursos de Guadalajara, busca darle un futuro a los niños de las zonas marginadas del país.

Dicho proyecto, apoyado por el Conservatorio de Lausanne, es motivo de satisfacciones para el duranguense, quien visiblemente entusiasmado, confiesa que la fundación está creciendo rápido y se ve reflejado en los niños.

Los resultados a la fecha son evidentes: más de 350 niños en Guadalajara tienen clases de iniciación musical, de canto, y el coro de la Fundación, ya ganó su primer concurso en el estado de Jalisco. El coro también se presentó en un concierto en el Teatro Degollado con la Banda Sinfónica de la Universidad de Guadalajara.

“Los más de 100 instrumentos que tengo en Suiza se van a enviar este año (40 violines, 8 pianos, cellos, flautas, clarinetes etc) y se empezarán las entrevistas para contratar a nuevos profesores”. Situación que asegura: “Me llena de felicidad y motivación para seguir luchando y poder ayudar más”.

DE PASO POR DURANGO

Hace unos días el pianista estuvo en Durango donde ofreció un concierto de gala. Su visita a la ciudad que lo vio nacer es una combinación de felicidad con nostalgia, bañada de recuerdos de una infancia de ensueño. “Durango es el lugar donde nací, y nunca olvidaré de donde vengo…mis raíces”. “Fue un orgullo para mi poder presentarme en el concierto para el 60 aniversario del Colegio Americano y ver a gente que recuerdo con tanto cariño. Viví momentos inolvidables en el Colegio y me dio mucha alegría de poder dar un concierto en su honor”.

Por lo pronto, Viladoms Weber se alista para Nueva York donde tiene puestas todas sus energías para seguir apoyando a los niños, ya que ayudar es lo que lo hace más feliz.

Su parte altruista

Su gusto por ayudar nace de ver a su mamá Myrna Weber y su padre el Doctor Juan José Viladoms, quienes ayudaron mucho a niños de una casa hogar en Durango,

Desde pequeño siempre le ensenaron la importancia de la empatía y a tener una conciencia de lo que se necesita para ser feliz. Asegura que nunca ha podido soportar el sufrimiento de los demás hasta un punto que a veces lo siento él mismo. Se manifiesta agradecido con la vida y con su familia y siente que es su deber ayudar a los que no tuvieron la misma suerte que él. “Ayudar es lo que me hace más feliz”.

A fondo

- Para Jorge no hay día sin música.

- Su mayor satisfacción hasta el momento, es ver que la fundación está creciendo.

- El piano representa: “Mi sentido de vida y el motor de todos mis proyectos en el futuro”.

- Planea giras en Japón, Europa y México con el proyecto Luz de Luna en el 2014-2105

- Desea finalizar el año en una playa de México descansando de un año muy ocupado.

La música, su inspiración
El duranguense Jorge Viladoms, se presentará en Nueva York, junto a la estrella del Ballet de la Ópera de París, Hervé Moreau y del violonista Charlie Siem.. (ARCHIVO)