editoriales / Aleatoria

Mirador

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Mirador

El padre Soárez charlaba con el Cristo de su iglesia. Le dijo contristado:

-Señor: ya no hay devoción religiosa.

Respondió el Cristo:

-Tienes razón. Ya no hay devoción religiosa. Eso para mí no es novedad: desde que conozco el mundo en él no ha habido nunca verdadera devoción religiosa.

Contestó al padre Soárez:

-Ahora hay menos que antes.

Jesús le preguntó:

-¿Por qué lo dices?

Explicó el buen sacerdote:

-Convoqué a las mujeres de la parroquia a inscribirse en la Congregación Vicentina. Su respuesta me sorprendió: por centenares acudieron a inscribirse.

El Cristo se desconcertó:

-¿Y por eso dices que ya no hay devoción religiosa?

-Sí -confirmó con tristeza el padre Soárez-. Se inscribieron en la Congregación Vicentina porque pensaron que era un club de fans de Vicente Fernández.

¡Hasta mañana!...

Mirador
. (ARCHIVO)