Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mié 27 sep 2017, 9:15am 3 de 7

A tres años de Ayotzinapa, puras verdades a medias



La Raya del Tigre

La fecha pasó inadvertida debido a la crítica situación provocada por los desastres naturales de las últimas semanas, pero la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos", de Ayotzinapa, Guerrero, aquel 26 de Septiembre de 2014, no puede quedar en el olvido, como el gobierno quiso que sucediera desde los primeros días, a través de cualquier cantidad de argucias.

En esa llamada "noche trágica de Iguala" fue desplegada la segunda arremetida más grave del Estado mexicano contra estudiantes en la historia moderna de México, después de lo ocurrido el 2 de Octubre de 1968 en Tlatelolco. A lo largo de estos 36 meses, luego de miles de recuentos y simulaciones por parte del gobierno y también de investigaciones científicas confiables de expertos internacionales -a quienes bloquearon y silenciaron, al grado que dejaron el país sin informar de sus conclusiones- sigue sin aclararse el origen de los hechos y menos se sabe de los auténticos responsables. Lo único cierto hasta hoy es que se ha extinguido cualquier posibilidad de encontrarlos con vida, aun cuando oficialmente los normalistas siguen en calidad de desaparecidos y las familias continúan su búsqueda.

El 26 de Septiembre del 2014 partió, literalmente, el desempeño del gobierno federal en dos: un "antes" muy malo y un "después " mucho peor. Quedó exhibido a los ojos del mundo como represor y arbitrario, por decir lo menos. La noche de Iguala tiene el sello de la absoluta impunidad de un régimen que se ha resistido una y otra vez a buscar los mecanismos para esclarecer los hechos y, por el contrario, ha puesto todos los obstáculos para que nunca lleguemos a la verdad.

Porque sí existe una verdad, muy distinta a esa "verdad histórica" burdamente confeccionada por la Procuraduría General de la República, con Jesús Murillo Karam a la cabeza en ese tiempo. El mismo día, quedaron al descubierto las inconsistencias y el relato se le diluyó como agua entre las manos al gobierno federal, tanto así, que Arely Gómez tuvo que relevar a un "cansado" Murillo Karam, quien desde entonces ha estado en la sombra.

La recién llegada procuradora aseguró que no pararían las investigaciones y nuevos presuntos culpables fueron detenidos, pero mostró la misma incapacidad de su antecesor para contar a los mexicanos la realidad del suceso. Ahora está al frente de la PGR Raúl Cervantes, el hasta hoy fallido "fiscal carnal", quien ya ni siquiera hace referencia a los 43 desaparecidos y aun se duda que sepa los pormenores del caso.

El gobierno federal le apostó al paso del tiempo y al desgaste del objetivo y algo logró en cuanto a bajar el tono de las protestas y manifestaciones. Ahora, en el tercer aniversario de ese crimen, los terremotos del 7 y 19 de Septiembre, junto con la devastación que dejaron dos huracanes, sacaron de la agenda nacional tan indignante acontecimiento.

De cualquier manera, la noche de Iguala no se olvida; los padres siguen recorriendo México y algunas regiones de Estados Unidos, con la esperanza de encontrar eco a su demanda de justicia, pero hasta hoy nadie les informa qué pasó con sus hijos. Le queda un año al sexenio de Enrique Peña Nieto y se antoja difícil que decida aclarar esta desaparición forzada; lo más probable es que mantenga cerrada la posibilidad de que la milicia sea parte de la investigación, como lo demandan organismos nacionales y extranjeros, pero la sociedad también mantiene vivo el hecho en su memoria y registrado como el máximo ejemplo de violación a los derechos humanos en el sexenio, sin decir que sea el único.

En los actuales momentos de unidad ante la desgracia, no debe quedar fuera de la agenda social la aclaración y castigo para los responsables de los hechos de Iguala; todos ellos deben rendir cuentas ante las autoridades correspondientes. Es una exigencia más que justa, sobre todo ahora que la ciudadanía parece decidida a cambiar las reglas del juego en el país.

NO HAY RAZONES para que sigan existiendo legisladores plurinominales, porque no representan a la sociedad, consideró el secretario general de gobierno, Adrián Alanís Quiñones, quien se unió así a la exigencia de millones de mexicanos que ya no desean mantener a políticos acomodaticios... LOS NOTARIOS PÚBLICOS de Durango se unieron ayer a las acciones en favor de los damnificados por los sismos e informaron que harán algunos trámites en forma gratuita a quien done mil 500 pesos a la Cruz Roja o a alguna fundación establecida... POR CIERTO, por dondequiera se observan anuncios de centros de acopio para ayudar a los afectados por los terremotos; esperemos que esa ayuda en abundancia llegue a cada sitio en que se requiera. Todos debemos seguir siendo solidarios con esta causa.

Twitter: @rubencardenas10

RELACIONADAS
→ LA RAYA DEL TIGRE
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry