Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mar 17 oct 2017, 8:50am 2 de 9

No toca fondo el PRI en Durango; siguen los pleitos intestinos



La Raya Del Tigre

A estas alturas, sigue sin tocar fondo la crisis en el Partido Revolucionario Institucional y, por lo visto, le falta demasiado aún para superar esta etapa. Así, las acusaciones de culpas entre los priistas Luis Enrique Benítez Ojeda y Esteban Villegas sólo pueden ser interpretadas como una consecuencia de la derrota electoral del pasado 5 de Junio.

Fue el dirigente estatal del PRI quien levantó la polvareda el pasado sábado en un programa radiofónico, cuando resaltó algunos presuntos errores del entonces candidato del tricolor al gobierno estatal, Esteban Villegas, que bien pudieron ser causa de la derrota ante José Aispuro Torres, según dijo. Por su parte, el excandidato priísta le respondió dos días después a Benítez y admitió haber cometido yerros, pero el principal de todos, señaló, fue "haber nombrado a Luis Enrique Benítez Ojeda coordinador general de mi campaña". Como dice la sabiduría popular: "Entre mulas, nomás las patadas se oyen".

El incidente refleja que el PRI no ha podido asimilar la pérdida de la gubernatura, tras casi nueve décadas de mantenerse en el poder; que tampoco le ha sido fácil reorganizarse, lograr acuerdos entre los grupos internos y reagruparse para enfrentar el proceso electoral del año entrante.

Obviamente, estas escaramuzas no le abonan a la unidad en el tricolor, a más de un año de aquella malograda campaña electoral. Los tiempos de valoración sobre los factores que provocaron la derrota pasaron ya y es un error ponerle nombre y apellidos a los supuestos causantes, sobre todo cuando se trata de activos con deseos electorales inmediatos, como es el caso de Villegas Villarreal, quien busca la candidatura al Senado de la república por el PRI.

"Echarse la bolita" después de las decepciones electorales es tema recurrente en los partidos políticos y es que siempre hay errores visibles, pero la responsabilidad no recae en una sola persona. En el caso que nos ocupa, los hubo a la vista de todos, como aquella intempestiva entrada de Esteban Villegas a un foro de la televisión local, donde transcurría una entrevista a José Aispuro Torres. La intromisión del priista le reportó un alto costo.

Luego vino otro yerro lamentable: El anuncio de los 70 mil empleos que produciría una armadora de autos, cuyo promotor había sido el propio candidato. Si pensaron que esta falsa noticia compensaría el daño anterior, se equivocaron rotundamente. Claro que no debió ser una sola persona quien fraguó ese montaje.

Después de un año de los hechos, para el priismo de Durango hasta ocioso debe resultar seguirse revolviendo en el mismo fango. De nada les servirá seguir tratando esos temas con señalamientos que llevan a la confrontación.

Se trata, pues, de un pleito intestino y esos deben evitarse, porque lo más probable es que vaya a producirse un salpicadero colosal que lleve a la clase priísta a un peor estado de ánimo.

No es descartable que muy pronto intervenga el CEN priísta para tratar de calmar los ánimos de algunos en esta plaza. Mientras tanto, nos resta seguir atentos ante nuevos posibles desencuentros. Ya nos tocaba ver esta etapa de un PRI alejado del poder y venido a menos en Durango. Y no por venganza, sino por simple afán de justicia.

 COLMILLOS Y GARRAS

MIEMBROS DE LA Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación tomaron ayer la sede de la SEED para exigir el pago retenido a varios profesores de esa agrupación. Las autoridades educativas sostienen que cada vez son menos los maestros renuentes a presentar su examen de evaluación educativa, por lo que no habría motivo para ejercer mayores presiones por parte de la CNTE... EN ESTE MES, unas 20 empresas y comercios ofrecerán empleo a cerca de 300 personas con alguna discapacidad, aun cuando también es sólo un 20 por ciento de las mil 547 que requieren un puesto de trabajo... LAS ESTADÍSTICAS REVELAN que, en este año, se ha captado un mayor volumen de lluvia que el año anterior, según la Comisión Nacional del Agua. El promedio anual de captación en Durango es de 504 milímetros de agua y la semana anterior el registro fue superior a los 530 milímetros.

Twitter: @rubencardenas10

RELACIONADAS
→ LA RAYA DEL TIGRE
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry