Durango
SAÚL MALDONADO
dom 19 nov 2017, 11:36am 8 de 16

Empresaria se abre camino en mercado mezcalero

Mezcal. Durango de los estados del país con la mejor producción de mezcal y sus marcas ya se exportan a mercados europeos, asiáticos y al americano como el que produce Emili García Montiel. (EL SIGLO DE DURANGO)


En 10 años exporta mezcal no solo en México sino en Europa y Asia.

Emili García Montiel es una mujer empresaria del mezcal, tiene 10 años en este negocio, desde que terminó su carrera en la Facultad de Contaduría y Administración y reconoce que fue difícil abrirse camino en un sector dominado y creado por los hombres.

"Entré en esto porque me gustó y para romper paradigmas y poco a poco lo hemos logrados y estamos saliendo adelante", comenta García Montiel, incluso acepta que muchos le llegaron a decir que no funcionaría, que se saliera de ésta área.

LA TESIS LE DIO SU VOCACIÓN

Ella inició en este proceso cuando le pidieron en la escuela, para su tesis, trabajar en un proyecto productivo de la región. Le interesó la producción y comercialización del mezcal y se enamoró del mismo, a tal grado que de inmediato puso en práctica lo que trabajó en su tesis.

EXPORTAR A OTROS PAÍSES

Solicitó apoyo del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) e inició a trabajar en la planta que fue creada con recursos del Gobierno del Estado para los mezcaleros de Nombre de Dios, donde ahora se elabora el mezcal que ella produce y que no solo se vende en Durango y en el resto del país, sino que ya lo exporta a Japón, España, Suiza y en pocas semanas entrará a venderlo al menos al estado de Texas, Estados Unidos.

Emili reconoce que no ha sido fácil entrar al mercado europeo, tampoco lo fue irse al asiático por las normas de sanidad, pero lo logró; aunque acepta que hasta ahora no es mucho lo que se exporta y todavía no logra mandar una cantidad fija de botellas al extranjero; "vamos poco a poco, mandamos cantidades diferentes pero no dejamos de hacerlo".

Para entrar al mercado japonés fue difícil porque las medidas sanitarias allá son más estrictas, pero luego de pasarla ya sólo es el abrir el mercado. Un hecho que le ha llamado mucho la atención es que en Japón el mezcal debe de llevar un 55 por ciento de grado de alcohol, por lo que el mezcal que se exporta a ese país es mucho más fuerte que el que se vende en México, España y Suiza que tiene 38 grados de alcohol.

 LA FALTA DE AGAVE, EL PROBLEMA

La empresaria mezcalera reconoce un problema por el que atraviesa no solo ella como productora sino todos los que se dedican a esta actividad, que es la producción del agave, la materia prima para esta bebida.

Dijo que lamentablemente se ha estado extrayendo por las noches de los montes de Nombre de Dios, de forma ilegal o clandestina, el maguey cenizo que es el que se usa para el mezcal duranguense.

Esta extracción se ha realizado por gente extraña que luego se lo lleva a otros estados; "dicen que a Jalisco, yo no estoy segura ni me atrevería a afirmarlo", comentó.

Esta extracción ha provocado que poco a poco vaya bajando la materia prima porque por lo general el agave que se usa en Durango es silvestre; es decir, crece solo en el monte sin ningún proceso de siembra tecnificada.

Y si a esto se le suma que son todavía muy pocos los que se arriesgan a las plantaciones de agave comercial lo que implicaría tener sus hectáreas de siembra de este producto, entonces los mezcaleros dependen del maguey silvestre.

"La gente no se arriesga a sembrar porque para que arrojen frutos tienen que pasar de siete a nueve años, eso es lo que se tarda la planta en estar lista para usarse en la producción del mezcal", dijo.

Por ello, Emili está usando pequeñas huertas para ir sembrando poco a poco agave y está por arrancar un programa de siembra de semilla de maguey a nivel general, pero no quiso adelantarse al mismo porque todavía están esperando algunos detalles.

Esta actividad deja trabajo, al menos en esta mezcalera, a 60 familias que llegan a vender el agave; asimismo, cuentan con cinco trabajadores de planta y 20 empleos más indirectos entre ellos los jimadores, que son los que se encargan de pelar el agave hasta dejar la piña lista para cocerse.

 EL PROCESO PARA PRODUCIR MIL 250 LITROS

Para producir mil 250 litros de mezcal se necesitan seis días y siete toneladas de piña de agave y es un proceso, que, a decir de José de Jesús Rodríguez, encargado de el proceso de producción, tiene que ser muy cuidadoso.

En la fábrica mezcalera se pueden usar los dos proceso de producción: el artesanal, para lo cual tienen su vinata de piedra volcánica, y el industrial.

Aclaró que para el artesanal es un proceso más lento y con menor cantidad de litros; sin embargo, es un mezcla más "ahumado" y por consiguiente es mucho más fuerte; "difícil de poder comercializarlo", dijo.

Para el industrial el sabor es más suave y se aprovecha más el jugo y la miel que se extrae de la piña del maguey.

Para producir mil 250 litro de mezcal se requieren seis días de proceso para cocer las piñas, enfriarlas, destrozarla, sacarle el jugo, la miel, destilarla, mezclar, hacer las pruebas de laboratorio y envasarlo.

"Todo nos lleva un promedio de seis días, siete toneladas de agave para mil 250 litros", comentó José de Jesús, mejor conocido como Don Chuy.

Ya envasado el mezcal está listo para llegar al mercado y a los consumidores, una botella en el mercado nacional tiene un costo de 350 pesos, en Suiza y Estados Unidos anda en promedio de 33 dólares, y en Japón el mezcal se vende la botella de a litro en 55 dólares.

RELACIONADAS
→ MEZCAL Emprendedores MUJERES EMPRESARIAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry