Regional
YULMA ALVARADO
mar 13 mar 2018, 9:20am 11 de 29

Quedan 3 años de agave

Competencia. La compra de foráneos suele explotar plantas incluso antes de su maduración.


En las condiciones actuales, Durango tendrá, a partir de 2021, un promedio de siete años sin agave para producir mezcal

El proyecto de consolidar la industria del mezcal en Durango atraviesa por uno de los retos más importantes desde su planteamiento: la falta de materia prima que nutra las vinatas.

José Andres Hernández Reta, presidente en Durango del Sistema Producto Agave, informó que según las estimaciones de los productores locales de mezcal, al ritmo de la explotación actual del agave se tienen plantas sólo para los próximos tres años.

La escasez no es un asunto menor si se considera que el proceso de maduración natural de cada planta tarda 10 años.

En las condiciones actuales, Durango tendrá, a partir de 2021, un promedio de siete años sin agave para producir mezcal.

El presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos en el estado, Arturo Herrera Quiñones, aseguró que fue cuando menos irresponsable fincar una industria, y convertirla en uno de los ejes estratégicos para el estado, en la producción silvestre de la materia prima.

En ello hay coincidencia con el presidente del Sistema Producto Agave, en el sentido de que a nivel local las autoridades han centrado las políticas en el apoyo a los productores en el último eslabón de la cadena productiva, es decir, en la instalación y equipamiento de las vitatas, sin considerar lo finito de los recursos naturales.

Desde 1997, en Oaxaca se lleva a cabo la Feria del Mezcal. Durango ha buscado seguir los pasos en la consolidación de un destino mezcalero; sin embargo, el enfoque gubernamental es totalmente opuesto.

Herrra Quiñones destaca el hecho de que, además de convertir la promoción del mezcal en un tema de Estado, la entidad sureña ha apostado por el desarrollo de plantaciones comerciales que garanticen que la producción no se verá interrumpida conforme la demanda del producto vaya incrementándose.

Esto no ha sucedido en Durango, donde la sobreexplotación del maguey ha derivado no solo en el riesgo para la continuidad de la industria, sino también en un impacto para el medio ambiente, que no ha sido considerado en los municipios donde se corta el agave.

"Las tres plantas productoras de agave son unos verdaderos elefantes blancos, improductivos, es infraestructura osciosa", sobre todo porque apuestan su operación a los subsidios que ofrezca el Gobierno del Estado y no resuelve el problema de la falta de materia prima, acusó.

Según consta en el documento El Mezcal en Durango, México: un análisis histórico, biológico y económico para su producción sustentable a nivel local la especie que se utiliza para la producción de mezcal es el agave Durangensis Gentry o cenizo, cuya explotación es regulada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recurso Naturales.

Naturalmente, el agave se concentra en los municipios de Durango, Nombre de Dios, Mezquital y Súchil; sin embargo, la planta tiene presencia en otras regiones del estado. La explotación, no obstante, es compleja debido a que son zonas de difícil acceso que incrementan los costos de producción para los productores.

OPCIONES QUE LLEGAN A DESTIEMPO

El secretario de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGDR), René Almeida Grajeda, afirmó que la actual administración ha dado seguimiento a los proyectos que se habían planteado durante la pasada administración y en el caso del mezcal, Durango debe aspirar a que la industria sea autosustentable.

"Fundamentalmente estamos trabajando en el recurso natural, es importantísimo que veamos con anticipación (el cultivo) porque tarda entre ocho y 10 años para ponerse en condiciones de ser cosechable".

Por ello, dijo, se trabaja en un proyecto de producción primero de plántulas y luego de plantas para replantar.

No explica a cuánto asciende el presupuesto que desde el Gobierno del Estado habrá de invertirse en la producción de agave para arrancar con las plantaciones comerciales ni los municipios en los que estarán ubicadas.

Además del hecho de que van tarde a la producción de maguey, el Presidente de los agrónomos pone otro punto sobre la mesa, el cual está relacionado con la calidad de los proyectos.

Explicó que tanto la Secretaría de Recursos Naturales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor) "han entregado millones de plantas de agave pero con una sobrevivencia de menos del cinco por ciento porque son plantas de mala calidad, no son de viveros certificados, de viveros con experiencia en este tipo de plantas". El problema es que los contratos fueron asignados a empresas especializadas en la producción de plantas forestales, acusó.

Actualmente solo el productor local J. Cruz Torres López ha apostado por el desarrollo de plantaciones comerciales; el resto se prepara para arrancar el proyecto de la mano con la SAGDR y asume que en caso de que la escasez se acentúe deberán explotar el agave que se encuentra en zonas casi inaccesibles de municipios como Santiago Papasquiaro o San Dimas, lo que tendrá un impacto inmediato en el precio del producto final.

Vinatas

En Durango, se tienen equipadas y funcionando unas 50 vinatas, la mayoría de las cuales operan con agave silvestre.

Marcas

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) informó que actualmente son 45 las marcas de mezcal que se producen en Durango. Solo 19 están registradas.

Industria

Además de los municipios reconocidos, existen vinatas en Pueblo Nuevo, Tamazula, Topia, Santiago Papasquiaro y Tepehuanes.

Competencia desleal con el tequila

Los productores de mezcal en Durango acusan que existe, por parte del gremio de tequileros en el estado de Jalisco, una competencia desleal.

Se han detectado al menos dos intermediarios locales de empresas jaliscienses que compran el agave duranguense a un precio mucho menor al que los artesanos locales pueden pagar.

El precio que pagan los foráneos es de 12 pesos o más, mientras que a nivel local, los productores apenas pueden ofrecer cinco pesos para que el precio del mezcal sea rentable para el vinatero.

Esto tiene dos vertientes: la primera es que al mezclar el agave con otros alcoholes, disminuyen los costos de producción del tequila y al disminuir la materia prima para la realización del mezcal, le restan posibilidades de crecimiento a los competidores que ofertan el mezcal.

El Sistema Producto Agave ha buscado bloquear la compra de maguey local, al establecer condiciones para que la venta hacia otros estados se haga después de un proceso que represente beneficios económicos para los locales; sin embargo, los problemas con los intermediarios de las empresas foráneas se han agudizado y han derivado en amenzas para los representantes de los productores locales.

Existe ahora una presunta alianza con miembros del crimen organizado que opera en los municipios de los que se extrae el agave, lo que ha provocado que los productores opten por bajar el tono de las denuncias en torno al saqueo que realizan empresas foráneas de la piña local.

Datos

El litro de mezcal en Durango se vende en promedio en 200 pesos.

La certificación del mezcal debe hacerse en el estado de Oaxaca, lo que dificulta y encarece el proceso.

En 2018 se certificaron ocho mil 800 litros de mezcal en Durango.

En Durango existen plantas procesadoras de mezcal en los municipios de Durango, Nombre de Dios y Mezquital, todas montadas desde 2008.

Competencia. La compra de foráneos suele explotar plantas incluso antes de su maduración.
RELACIONADAS

Agave

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry