Regional
YULMA ALVARADO
mar 17 abr 2018, 11:21am 6 de 30

Baja, la cultura del testamento

Desventaja. Se considera un problema de origen, toda vez que la falta de testamentos se remota hasta tres generaciones anteriores, lo que dificulta el trámite. (EL SIGLO DE DURANGO)


Persiste la cultura de heredar “de palabra” en las comunidades rurales.

El rezago en cuanto a los trámites para iniciar con la creación de un testamento se acentúa en la zona rural de la entidad, afirmó el presidente del Colegio de Notarios, Juan Gerardo Parral Pérez.

Explicó que en las comunidades es muy común que las propiedades, que son uno de los bienes que más entran en el tema de los testamentos, hayan sido pasadas de generación en generación sin que exista un documento legal que pruebe la pertenencia.

Esta falta de escrituración provoca que al momento en el que un ciudadano busca establecer su testamento, para determinar la dispersión de bienes tiene que iniciar primero con la regularización del terreno o del inmueble en cuestión.

"Muchas de las familias que están en posesión de un bien no tienen ni siquiera la escritura porque se los dejó su papá nada más de palabra, entonces ellos no pueden hacer testamento porque ellos no testan, lo que tienen no está a nombre de ellos".

Esto significa que para poder concretar el testamento se tiene primero que atravesar por un juicio sucesorio que en no pocas ocasiones tiene que ir hacia atrás en al menos tres generaciones, explicó.

En opinión de Parral Pérez la falla viene de origen, toda vez que desde los abuelos no existió la cultura del testamento.

"Al final, cuando la persona dice 'voy a hacer el testamento, yo le voy a dejar mi casa', fallece la persona y resulta que cuando van a hacer el juicio resulta que la casa no está a nombre del testador, sino que está a nombre del abuelo, entonces hay que denunciar juicios sucesorios y testamentarios desde el abuelo", explicó.

El problema se recrudece toda vez que en las comunidades está menos extendida la cultura del testamento, a pesar de las campañas que se han emprendido con las que se brinda apoyo a los ciudadanos para realizar el trámite, además de ofrecer facilidades a las personas de bajos recursos.

Tiempo

Si el trámite es fluido, se estima que puede tardar en promedio unos cuatro meses, informó el presidente de Notarios.

Interés

El Colegio de Notarios estima que apenas un 30 por ciento de la población testable ha realizado el trámite.

Costo

En promedio, realizar el trámite para definir la dispersión de bienes tiene un costo de tres mil pesos para el ciudadano.

Desventaja. Se considera un problema de origen, toda vez que la falta de testamentos se remota hasta tres generaciones anteriores, lo que dificulta el trámite. (EL SIGLO DE DURANGO)
RELACIONADAS

Testamento TESTAMENTOS TESTAMENTOS DURANGO

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry