Deportes
JUAN ÁNGEL CABRAL
jue 26 abr 2018, 9:17am 12 de 33

Lo espectacular del beisbol



BOX SCORE

Hola, compañeros y amigos de este hermoso mundo de las cuatro bases.

Es un placer estar con ustedes esta semana en donde quiero compartir algunos de mis sentimientos con ustedes.

PRIMER LANZAMIENTO

Este 24 de abril se cumplieron cuatro años del fallecimiento de mi padre, don Ángel Cabral, ese señor quien me inculcó desde antes de nacer el hermoso mundo del beisbol.

El primer contacto que tuve con una pelota de beisbol fue gracias a ese señor, quien en cada temporada se acercaba con los Acereros de Monclova a que le firmaran una pelota y así lo estuve viendo por 15 años, hasta que nos cambiamos acá a su tierra, Durango.

Después ya cuando supe caminar, correr y coordinar me comenzó a enseñar cómo meter la mano al guante, cómo lanzar y hasta cómo agarrar el bat, siempre recordando más la sonrisa cuando fallaba que cuando conectaba.

Cuando salió la película Chiken Little me identifique tanto, porque agarraba los arreos de catcher que me quedaban enormes así como el casco de bateador.

Aún veo ese morral militar y recuerdo los más de 10 guantes de beisbol, los arreos y bat que cargaba don Ángel en la camioneta, siempre apoyando al amor de su deporte.

BATAZO DE HIT

Recuerdo que no le importaba si el equipo ganaba o perdía: solo pedía actitud y que diéramos el extra; no era muy efusivo en el terreno de juego, tal y como si estuviera jugando póker, pero también recuerdo que a quien regañaba o exigía era a mí, tuviera o no tuviera la culpa.

Era un señor con una presencia imponente que con solo mirarte sabías lo que él quería, si robarte la base o tocar la bola, que era lo más le gustaba que hiciera.

Esa etapa de que me llevaba y me entregaba a los entrenadores la recuerdo cómo sufría, por tener que acatar las órdenes de mi manager y no lo que él quería, pero no decía nada; me demostraba que la disciplina es parte esencial de este deporte.

ELEVADO AL CENTRAL

Cuando llegamos a Durango, la tierra de nacimiento de mi madre, ya que don Ángel nació en El Salto, de inmediato todos sus amigos de la juventud lo reconocieron e invitaron al beisbol.

Ahí fue mi verdadero aprendizaje para jugar con aquel equipo de Acereros de Durango que don Ángel hizo, una mezcla de Monclova y su tierra.

En fin, son tantos recuerdos que tengo de este señor que hace cuatro años me dejó caminar por la vida, pero siempre hablándome al oído y guiándome por el camino del bien, y sobre todo compartiendo la pasión por el beisbol a tal grado que estamos en el Cuartel compartiendo pasiones, micrófono y beisbol.

QUEDAMOS EN TRES Y DOS.
RELACIONADAS

BOX SCORE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry