Editoriales
OMAR ORTEGA SORIA
jue 24 may 2018, 8:40am 7 de 7

La próxima integración del Congreso



Pulso Legislativo

Si bien es cierto que las encuestas no son lo mismo que las elecciones, y que mucho puede pasar de aquí al primero de julio, es indiscutible que la mayoría coinciden en que Morena será el partido ganador, mientras que el segundo lugar no está tan claro: todavía hay una gran cantidad de indecisos, el efecto Margarita no se ha acentuado, desconocemos el efecto que tenga el último debate y las cartas que tengan bajo la manga cada uno de los candidatos.

Más allá de la discusión de lo útil que puedan ser las encuestas para predecir un resultado electoral, creo que es pertinente y útil hacer algunas especulaciones sobre el resultado electoral y la próxima integración del Congreso, tomado en cuenta la información proyectiva, sobre todo cuando existe un riesgo de que no puedan existir contrapesos entre el Congreso de la Unión y la Presidencia de la República y se implementen contrarreformas a la aprobado durante el sexenio de Peña Nieto.

En la integración actual de la Cámara de Diputados, podemos ver que el PRI es por mucho, la primera fuerza (204 legisladores), seguidos del PAN (108), PRD (55), Morena (47) Verde (38), MC (21), Nueva Alianza (12) y Encuentro Social (10), por lo que es posible concluir que la Alianza de PRI, Verde y Nueva Alianza (254), siempre y cuando todos asistan, tendrían quórum y ganarían las votaciones.

Mientras que por otro lado, la conformación actual del Senado, era más compleja, ya que a pesar de que el PRI era la primera fuerza (55), tan solo contaba de aliados a los 5 legisladores del Partido Verde y necesita de las negociaciones con otras fuerzas, como los que conforman los Senadores sin grupo parlamentario (8), o del PAN (34), esto para hacer quórum; a estos se le suman los Senadores del PT (19) y PRD (7). Lo anterior era un Congreso favorable para Peña Nieto, aunque si tenía un contrapeso que lo obligaban a negociar.

Ahora bien, analicemos 3 escenarios. En el primero de ellos, Morena y sus aliados ganan por un amplio margen, en este caso, lo más seguro es que el efecto AMLO se vea reflejado en las elecciones legislativas, convirtiéndolo en la primera fuerza en ambas Cámaras, pero difícilmente podrán conseguir una reforma constitucional. Con esto, tendríamos de entrada un gobierno con gran legitimidad, sin contrapesos, una desaparición del PRD y un gran debilitamiento del PRI, con un gran potencial que para las elecciones intermedias de 2021, Morena logre obtener una mayoría suficiente para reformar la Constitución.

En el segundo de los escenarios, Morena logra un triunfo muy ajustado, haciendo que en el ámbito legislativo, a pesar de tener la primera fuerza, se mantiene un equilibrio con el PRI y el PAN. En este caso, existen contrapesos, y el PAN o el PRI serían el fiel de la balanza, haciendo muy importantes las negociaciones y los consensos. AMLO no podría transitar y el Congreso de la Unión sería su piedra en el zapato, tendríamos un país muy polarizado.

En el último de los escenarios, Morena pierde por un margen muy estrecho, y después de "tranquilizar al tigre", el Congreso se convierte en tierra de nadie, ninguna de las fuerzas políticas conseguiría una mayoría, las negociaciones serían indispensables, tendríamos un Presidente cuestionado y con muy poca legitimidad. La única reforma de trascendencia, sería la obviedad de la segunda vuelta. Lo peor, ninguno de los escenarios es bueno para México.

Twitter: @omarortegasoria

RELACIONADAS

Pulso Legislativo

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry