Durango
Redacción S. N.
dom 27 may 2018, 12:39pm 27 de 27

Terapia de reyes

Foto: Archivo Siglo Nuevo


Gambitos contra el TDAH

Jugar una partida es como llevar al cerebro al gimnasio. También representa una escuela de valores ideal para trabajar la inteligencia emocional.

Un hospital público en España brinda a los niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad mediante un tratamiento a base de cuadros negros y blancos.

El programa, pionero a nivel mundial y en activo desde 2012, se llama Jaque Mate al TDAH, y fue creado por el doctor Hilario Blasco-Fontecilla.

La hipótesis planteada es que el ajedrez puede usarse como terapia para ésta enfermedad crónica en el contexto del tratamiento multimodal.

El eje del proyecto, según el equipo de investigación, son los pacientes con problemas de salud mental, sus familias, y la población general.

Explican que todo mundo, en algún momento de su vida, puede padecer un trastorno mental y es indispensable recibir información confiable al respecto, así como acceder a las mejores opciones disponibles para tratar el problema: una opción que ha demostrado arrojar buenos resultados es el ajedrez social y terapéutico.

CARGA

El TDAH es un trastorno con un trasfondo hereditario que desconcierta a los padres porque el hijo con dicha afección, desde muy pequeño, es diferente, su patrón de sueño es distinto, le cuesta más dormirse, es un infante más inquieto motrizmente, el proceso educativo es complicado y suele describirse a la experiencia como “horrible”.

Este trastorno puede manifestarse a través de rabietas, con una baja tolerancia a la frustración y una conducta heteroagresiva hacia otros niños.

/media/top5/SNfamTdah.jpg Foto: Archivo Siglo Nuevo

El equipo español expone que, hoy día, el tratamiento farmacológico de los niños con éste padecimiento se empieza en torno a los cinco o seis años de edad. Sin embargo, algunos estudios han concluido que el tratamiento precoz no cambia el curso del trastorno. Unos años más tarde, un porcentaje elevado de los menores diagnosticados sigue con el desajuste. El tratamiento, concluyen, es necesario, pero no suficiente ante casos de moderados a severos. Los niños, sencillamente, no pueden controlar su comportamiento.

Además de ser una anomalía mental de reconocida base hereditaria, sin el tratamiento adecuado se asocia a una mayor mortalidad.

Su causa principal es genética, pero influyen elementos ambientales, sociales y culturales. La hiperactividad e impulsividad mejoran con la edad, no así el déficit de atención.

El tratamiento que recomiendan en Jaque Mate al TDAH es multimodal, es decir, engloba acciones de tipo farmacológico, psicológico conductual y psico educativo para atender casos tanto moderados como graves.

Además del uso de medicamentos es necesaria una rehabilitación cognitiva, por ejemplo, a través de una psicoterapia, generalmente, de base cognitivo conductual, ajedrez, u otras alternativas.

TABLERO Y PIEZAS

En el proyecto destacan que el deporte-ciencia es un juego milenario y que el aprendizaje de sus reglas es sencillo. Poner en marcha las piezas, en cambio, demanda mucho trabajo cognitivo. En una partida entran en juego tareas como recordar cada uno de los movimientos de las piezas, estar atentos de las amenazas del rival, trazar un plan, ser flexible, reaccionar ante cada una de las jugadas.

Jugar una partida es como llevar al cerebro al gimnasio. También representa una escuela de valores ideal para trabajar la inteligencia emocional.

“Con un trozo de madera de 64 casillas y 32 piezas podemos hacer que toda nuestra maquinaria se ponga en marcha”, se lee en la justificación del programa.

En el desglose de beneficios se explica que, en materia de atención, el ajedrez requiere focalizar y mantenerse concentrado durante largo tiempo.

La memoria también juega, porque no sólo se trata de aprender y memorizar los movimientos de las piezas, también se deben reproducir mentalmente patrones, esquemas de juego, aperturas.

Se logra un aprendizaje en la victoria y en la derrota que enseña a gestionar las dos caras de la moneda, ni la primera convierte en héroes, ni la segunda hace del perdedor un desastre en automático. El ajedrecista aprender a tolerar el sentimiento de frustración, a vivenciar el sentimiento de fracaso, lo que impide el bloqueo y permite pasar a la acción.

Esfuerzo constancia y disciplina son tres virtudes que se cultivan en el juego de reyes. A niveles iniciales, existe una relación entre tiempo de entrenamiento y mejora del propio juego.

Otras beneficiadas son las funciones ejecutivas. Aventurarse en una partida implica planificar y organizar un objetivo, buscar soluciones, flexibilizar el pensamiento ante las jugadas del rival, ir adaptando las propias, inhibir información irrelevante y centrarse en lo que conduce a la victoria.

/media/top5/SNfamTdah2.jpg Foto: Archivo Siglo Nuevo

EVIDENCIAS

En Jaque Mate al TDAH destacan que su plan de acción está basado en evidencia científica, por ejemplo, en un par de estudios de 2007 y 2009, individuos esquizofrénicos recibieron clases de ajedrez junto con el tratamiento habitual. Ambas investigaciones concluyeron que los pacientes mejoraron sus síntomas.

En 2014, investigadores trabajaron con cocainómanos, les dieron terapia motivacional y ajedrez. Los adictos mostraron una rehabilitación más rápida.

En 2015 y 2016, se realizaron estudios con niños diagnosticados con TDAH. Los infantes recibieron ajedrez terapéutico y mejoraron en los rubros de comprensión y concentración.

El ajedrez pues muestra maneras de herramienta valiosa para atender un trastorno que afecta a entre un tres y un cinco por ciento de los niños en todo el mundo.

Para certificar el aporte del juego de reyes a la salud de los infantes, en Jaque Mate al TDAH forman grupos en los que unos pacientes sólo son medicados, otros sólo juegan ajedrez, y a un tercer grupo les administran tanto fármacos como tableros.

En la combinación, afirman, hallaron mejoras rápidas, empezando porque ninguno de los niños dejó el programa. En los estudios con fármacos o basados solamente en psicoterapia siempre hay abandonos.

También se observaron mejorías en el hogar, en el rendimiento escolar y en la consulta médica.

Un estudio de 2016 de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México indica que el TDAH afecta al tres por ciento de los adultos en el país, cerca de 2.4 millones de individuos.

Si bien el TDAH es considerado un padecimiento infantil, entre un 30 y un 60 por ciento de los menores conserva el trastorno en la vida adulta.

Se estima que en territorio mexicano hay alrededor de un millón y medio de menores de 14 años de edad con problemas relacionados con el déficit de atención e hiperactividad.

Foto: Archivo Siglo Nuevo
RELACIONADAS

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry