Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mié 13 jun 2018, 8:38am 4 de 9

EL ONMPRI y las decenas de millones sin transparentar



La Raya del Tigre

El crítico estado actual del sector salud en Durango ha sido tema de muchos comentarios y rumores sobre el origen de tanto desfalco. Y resulta que hubo un organismo cuya operatividad durante el sexenio anterior exige una investigación a fondo por el escandaloso monto de recursos utilizado, presuntamente proveniente del erario estatal. Se trata del ONMPRI (Organismo Nacional de Mujeres Priístas), beneficiario de lo que nos pertenece como duranguenses.

Lideresas del propio tricolor sostienen que el sector femenil, bajo la tutela de Alicia Gamboa Martínez, gozó de privilegios inimaginables toda la pasada administración; afirman que ni la dirigencia estatal del partido obtuvo tan determinante respaldo del gobierno estatal en turno, es decir, de Jorge Herrera Caldera.

Gamboa Martínez fue, en tan sólo seis años, dirigente municipal del sector femenil del tricolor; luego lideresa estatal, regidora del Ayuntamiento local, diputada local, diputada federal y actualmente encabeza la lista local de candidatos plurinominales -por disposición de su mismo jefe político- que se encuentra impugnada ante el Tribunal Electoral por parte de la también priísta Yolanda De la Torre, una de las muchas inconformes por las preferencias y apoyos hacia "Ali" Gamboa.

Desde las entrañas del PRI estatal, se asegura que el ONMPRI alcanzó un presupuesto mensual superior a los 2 millones de pesos, además de otros supuestos recursos del sector salud con los que le fueron creadas dos clínicas de atención integral a la salud en la ciudad de Durango y en Gómez Palacio. Ambos centros de salud contaban con odontólogos, psicólogos, pediatras, médicos generales, especialistas en terapia de la comunicación humana, abogados para auxiliar a mujeres en conflictos diversos de orden legal, entre otros profesionales, en su mayoría comisionados de la Secretaría de Salud, en total unos cien empleados por cada clínica. Había allí modernos equipos de odontología, ultrasonido, mastografía, colposcopía y servicio de farmacia, lo que, indudablemente, le atrajo dividendos al PRI y a Gamboa en lo personal, pero con dinero cuya procedencia y destino deben ser aclarados.

En ese sexenio, ni los hospitales regionales del sector salud y menos los construidos en comunidades alejadas podían acceder a este tipo de servicios médicos, lo cual es, de entrada, irregular y permanece la duda respecto al origen de los cuantiosos recursos para adquirir estos equipos. Tampoco se sabe dónde se encuentran ahora, pues ambas clínicas dejaron de funcionar y todo lo que había dentro, en especial lo más costoso, desapareció.

Según fuentes priistas, ese menaje había sido adquirido por el sector salud, pero no para cubrir las necesidades del Hospital 450, por ejemplo, que desde el principio lo requería urgentemente, sino para otorgárselo al ONMPRI y promover así la imagen de un partido y, más específicamente, de una persona, que construyó un perfil de lideresa social a base de manejar recursos ilimitados que no le pertenecían.

Por lo visto, estamos ante un claro desvío de recursos públicos, cuando menos los humanos y el departamento jurídico del gobierno estatal, la Contraloría y la Secretaría de Salud, tienen la obligación de investigar si hubo o no desvío de recursos del erario estatal y de actuar en consecuencia, en caso de hallar responsables.

Además, la aún diputada federal Alicia Gamboa tendría que explicar otro presunto caso de desvío de recursos, esta vez desde la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social, de donde solía bajar grandes cantidades a través de programas como Opciones Productivas, 3x1, el Programa de Empleo Temporal (PET) y Jornaleros Agrícolas, principalmente. Mandos medios de esta delegación federal siguen pasando apuros para solventar expedientes de todo ese monto indebidamente adjudicado a la legisladora, en especial cuando se viene ya el proceso de entrega-recepción.

Tanto recurso concedido al ONMPRI durante el sexenio anterior no puede quedar sin ser transparentado. Esto incluye aclarar de dónde salieron las miles de despensas entregadas a ese sector priísta por el mismo proveedor del gobierno estatal de entonces, los vales de gasolina y los muchos eventos pagados por la Secretaría de Finanzas, y no para una ni dos personas, sino para grupos numerosos. Estaríamos, pues, ante un caso de absoluta impunidad hasta el momento. Las autoridades de hoy tienen la última palabra.

EN DURANGO TRABAJAN unos 51 mil menores, de los cuales el 80 por ciento lo hace en negocios familiares, principalmente en tareas del campo, según informó ayer Israel Soto Peña, titular de la Secretaría del Trabajo en el estado. Obvio que muchos de estos infantes trabajadores no acuden regularmente a clases y sus padres faltan a esta obligación constitucional... LUEGO DE LA copiosa lluvia de este lunes, ayer amanecieron no pocos semáforos apagados por fallas en el suministro de energía eléctrica, lo cual fue subsanado con el paso de las horas. Agentes viales se encargaron de dirigir el tránsito vehicular mientras tanto... Y COMO OCURRE año tras año, toneladas de basura propiciaron encharcamientos por los cuatro puntos cardinales de la ciudad. Por no cambiar ciertos hábitos, por más elementales que sean, luego pagamos las consecuencias.

Twitter: @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry