Editoriales
DAVID PÉREZ
mié 18 jul 2018, 8:33am 7 de 9

La caperucita de cuadros



DAVID PÉREZ

La caperucita roja siempre será la inocente si solamente escuchamos su versión y no le concedemos la oportunidad al lobo de que exprese su versión de los hechos. Así se presenta un típico caso de contra narrativas hegemónicas que pretenden poner en cuestión las versiones aceptadas como válidas por la mayoría. Tal parece que en el torneo de fútbol internacional realizado por FIFA se utilizó como escenario para intentar comunicar una versión sobre Kolinda Gravar-Kiratovic.

Cuando los ojos del fútbol comercial mundial estaban puestos en el medio campo de la selección croata por contar con dos estrellas fabulosas en el medio campo, una del Madrid y otra del Barcelona, Luka Modric e Ivan Rakitic respectivamente, quien les robó cámara y cancha fue su presidenta. Una mujer de 50 años que cumple con los estándares básicos de belleza occidental difundidos por las distintas plataformas de comunicación global en cuanto rubia y blanca, y que en su anchura corporal rompe el molde que se propone en las pasarelas de modas.

Kolinda es la primera mujer presienta de Croacia. Nació en Rijeka, antigua Yugoslavia hoy Croacia. Presidenta de dicho país desde 2015 por el partido conservador de centro derecha Unión Democrática Croata. En sus primeras apariciones desde las butacas "ordinarias" en los estadios mundialistas para apoyar a la selección de su país llamó la atención de muchos. Rápidamente se difundió la información de que había viajado con sus propios medios económicos, que los días que estaba ausente de su función pública le serían descontados, que no tenía el particular interés de estar como una aficionada más en el estadio.

Esos datos, a los que accedíamos con la rapidez que dan algunas plataformas actuales de información le permitió ganar el aplauso fácil de no pocos. Con una información sin mayor contexto: mujer, primera presidente, algunas prácticas de austeridad; le otorgaron una alta aceptación ante el "establishment" del fútbol global. La información inmediata parece contraponerse de la información periodística (investigación y análisis básicamente). Desde las primeras semblanzas que se difundían de Kolinda parecía una caperucita a cuadros que se presentaba en la boca del lobo heterosexual que práctica fútbol.

No tan rápido ni con la misma amplitud se difundieron las posturas de Grabar-Kiarovic contra las personas víctimas de la migración forzada, sus declaraciones a favor de construir muros para detener la migración, tampoco se acompaña la foto de la primera ministra croata bajo la lluvia de Moscú con el pie de foto de que presentó una iniciativa de ley para encarcelar a quien ayuda a inmigrantes pero no prosperó, ni tampoco se explica sus esfuerzos que sí le alcanzaron para aprobar una ley de extranjería que restringe la atención en vivienda, salud y alimento a quienes se encuentren en una situación irregular en el país sin importar las razones.

Poco se difundió su imagen con una camiseta deportiva de la selección de fútbol de Croacia que en reverso mostraba el número nueve y el apellido de: Trump. Obsequio que entregaba ella misma durante la más reciente reunión del consejo la OTAN mientras se disputaban las semifinales del mundial, mismas que le fueron motivo de alegría porque en ellas compitieron cuatro equipos que representan a países miembros de la alianza militar.

Lo que con poca y rápida información parecía un ejemplo de una forma de gobierno de austeridad y en sintonía con valores democráticos, con información complementaria y evaluación del proceso deja de ser la historia que superficialmente parece. No se trata de si es hombre o es mujer, si cumple con los estándares de belleza dominantes o si rompe con las expectativas del protocolo de un mandatario. No se trata de evaluar a la figura política sino al proceso democrático que le acompaña. Aplíquese a futuras administraciones púbicas que ganaron con el consenso de una amplia mayoría, que dominarán en ambas cámaras, y que controlarán la narrativa nacional de "buenos y malos", de caperucitas y lobos.

Twitter: @davidsecular

RELACIONADAS

DAVID PÉREZ

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry