Nosotros
DRA. DALIA RODRÍGUEZ
sáb 15 sep 2018, 11:05am 3 de 3

Uñas enterradas, todo lo que debes saber



LA SALUD EN TU PIEL

La onicocriptosis, popularmente conocido como uña enterrada se presenta con mayor frecuencia en la adolescencia, siendo además, el 'dedo gordo' (o primer ortejo) del pie es el mayormente afectado, sin embargo pueden afectarse ambos pies hasta en un 20% de los casos.

Debemos estar alertas, pues un uña enterada es puerta de entrada a diversos microorganismos (como bacterias y hongos), si además de esto la persona padece diabetes o alteraciones en la circulación sanguínea y si es atendido por personal no capacitado tiene mayor riesgo de presentar complicaciones como gangrena u osteomelitis (infección de hueso) dejando secuelas como la pérdida de hueso o hasta la amputación.

La onicocriptosis ocurre cuando la uña se abre paso entre la piel del propio pliegue produciendo una herida y por consecuencia se inflama la zona generando aumento de volumen, dolor y enrojecimiento.

En algunos casos las uñas se encajan en la piel debido a dos factores: cuando éstas sufren deformaciones influenciadas por otros padecimientos como: infecciones, tumores que aparecen comúnmente en el tejido adyacente, enfermedades sistémicas como insuficiencia pulmonar, renal o hepática.

El otro aspecto es debido a malos hábitos de las personas como: el uso de calzado mal ajustado, traumas físicos y principalmente por el mal corte de las uñas, es decir cuando se dejan muy pequeñas en las esquinas (con forma curva).

Padecer una afección ungueal de esta naturaleza propicia efectos negativos en la salud física de las personas como inflamación con dolor, dificultad para caminar, riesgo de infecciones y posible progresión a ulceras. En ocasiones existe mal olor en la uña enterrada y esta puede ser también una causa principal de molestia ya que el paciente evita el contacto social.

Existen diversos tratamientos para aliviar la onicocriptosis, sin embargo, es recomendable evitar procedimientos caseros y acudir con el experto de la piel, el dermatólogo, pues mediante procedimientos quirúrgicos, electrofulguración o fenolización se logrará un éxito mayor al 95% en su curación.

Se recomienda usar calzado confortable y a la medida, las uñas deben recortarse de forma cuadrada y dejar las esquinas tan largas que se puedan tocar apenas rebasando el borde del dedo. Existen mitos y prácticas que pueden empeorar el padecimiento, ya que al manipular el área afectada con instrumentos no estériles y por personas no capacitadas, puede presentarse una infección o daño neurológico permanente.

Es importante señalar que al primer síntoma se debe acudir al dermatólogo para su revisión y así contar con mayores oportunidades de éxito al recibir un tratamiento oportuno, sencillo y de rápida recuperación, pues de lo contrario si el paciente permite el avance de la enfermedad podrá experimentar procesos de curación más complejos y con una convalecencia más larga.

Cabe mencionar que las uñas enteradas en recién nacidos o niños que aún no caminan ocurren por lo prominente o abundante del tejido blando del dedo, estos casos no se operan y su tratamiento es más noble desapareciendo el fenómeno con cuidados generales de la piel.

Facebok: Dra Dalia Rodriguez

Twitter: dalia_derma

RELACIONADAS

LA SALUD EN TU PIEL

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry