Editoriales
ARLENE CONTRERAS
mar 16 oct 2018, 8:35am 7 de 7

Los retos que implica la marca 'Pueblo Mágico'



Desde Otro Ángulo

Nombre de Dios, el poblado más antiguo del estado de Durango, fundado como Villa de Españoles en 1563 (sobre lo que antes había sido una misión franciscana), y cuyos templos forman parte del Camino Real de Tierra Adentro, ha alcanzado el título de Pueblo Mágico, el segundo en la Entidad en recibir esta categoría, luego de Mapimí.

Con gusto los duranguenses recibimos esta noticia y aplaudimos este logro alcanzado por gobierno estatal en turno, que encabeza José Rosas Aispuro Torres, ya que fueron alrededor de 80 municipios candidatos de todo el país, y Nombre de Dios se colocó entre los diez primeros en reunir los requisitos

No es algo sencillo de obtener, ya que se requieren cubrir un sinfín de exigencias que solicita el gobierno federal, a través de la SECTUR, lo cual conlleva un reto de grandes dimensiones para mantener a la altura esta marca, de alcances nacionales e internacionales.

El Programa Pueblos Mágicos nació en 2001, con el propósito de utilizar al turismo para detonar el desarrollo económico de poblaciones medianas y pequeñas.

Es así como Nombre de Dios, la Villa más antigua de la Nueva Vizcaya, la primera provincia fundada en el norte de la Nueva España, dotada de hermosos paisajes - como cascadas, ojos de agua y riachuelos arbolados-, así como de antiguas tradiciones, una larga lista de templos, edificaciones históricas y deliciosa gastronomía, alcanza esta denominación.

Conservar el éxito de esta marca, requiere la intervención de varios sectores de la sociedad, no es algo privativo sólo de la autoridad, y de ello dependerá gran parte del éxito.

Oportunidad y compromiso tienen las familias locales, quienes en su mayoría ya empiezan a involucrarse en el negocio turístico y están invirtiendo para habilitar y acondicionar alojamientos y restaurantes, lo que propiciará tener mayor riqueza para publicitar nacional e internacionalmente el lugar, a través de los esquemas que ya tiene "Pueblos Mágicos", y generar fuentes de empleo importantes.

Por otro lado, está el servicio del transporte turístico; se requiere que intervengan agencias que organicen más y mejores tours a este destino. Gran ventaja es la cercanía con la capital, y se puede fortalecer ese famoso corredor de playa, sierra, centro histórico y pueblos mágicos, con Mapimí y Nombre de Dios.

Mayúscula responsabilidad adquieren las autoridades municipales, independientemente del partido al que pertenezcan, deben mantener una continuidad en el proyecto.

El que un empresario, especialista en el ramo hotelero, con una visión emprendedora, esté al frente de la Secretaría de Turismo Estatal, como Eleazar Gamboa, da una garantía a que se articulen y consoliden proyectos interesantes en torno a este reconocimiento que Durango ha obtenido en el renglón turístico.

No basta solo con ingresar, sino permanecer en el programa. Los Pueblos Mágicos deben comprobar los avances alcanzados y enriquecer su oferta turística, según sean sus propios usos y costumbres; por tanto, el reto es importante, y tendrán que intervenir habitantes, empresarios y autoridades, con el fin de cuidar la marca y alentar las mejores propuestas turísticas.

TW: @ArlnContreras

RELACIONADAS

Desde otro Ángulo

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry